Al menos 29 personas, entre ellos tres kamikazes, murieron este lunes en una serie de atentados suicida contra un mercado de la región del extremo norte de Camerún regularmente atacada por los islamistas nigerianos de Boko Haram, señaló una fuente policial.

NOTICIA: Video muestra viejas atrocidades de los atacantes de París

Dos atacantes se inmolaron en el mercado central de Bodo, mientras que los otros dos efectuaron sus ataques en el principal acceso a la localidad, ubicada en el extremo norte del país africano, dijo un funcionario a Reuters.

"Tenemos un primer balance que señala 29 muertos y unos 30 heridos" en los atentados registrados en la localidad de Bodo, cerca de la frontera con Nigeria, declaró a la AFP un policía que pidió anonimato.

"Hubo un cuádruple ataque suicida con bomba en la localidad de Bodo esta mañana. Hay alrededor de 25 muertos y varios heridos", añadió el funcionario que habló con Reuters. Por el momento, nadie se ha adjudicado el ataque.

NOTICIA: Planea EI ataques a gran escala en Europa: Europol

Se trata de uno de los atentados suicidas más graves ocurridos en Camerún y según un responsable de la policía los tres kamikazes están incluidos en los 29 muertos.

Tropas camerunesas forman parte de las 8,700 fuerzas regionales creadas para combatir a Boko Haram, un grupo radical que lleva seis años de campaña para conformar un estado aparte en el noreste de Nigeria. Estados Unidos apoya la misión antiterrorista.

Boko Haram ha perpetrado ataques fuera de Nigeria el año pasado, en los vecinos Camerún, Chad y Níger, poniendo en riesgo la seguridad regional.

Los ataques del lunes no fueron los primeros en Bodo. En diciembre, dos mujeres suicidas se inmolaron en la entrada de la ciudad. En tanto, el 13 de enero un suicida mató a 12 personas e hirió al menos a una en una ataque contra una mezquita en otra localidad del norte de Camerún.

Desde que en 2013 los islamistas nigerianos empezaron a atacar el extremo norte de Camerún, han muerto 1,200 personas, según un balance del portavoz del gobierno y ministro camerunés de Comunicación, Issa Tchiroma Bakary.

NOTICIA: Estado Islámico confirma muerte de "Jihadi John"

Camerún ha registrado más de treinta ataques suicidas, muchos de ellos en mercados cometidos por adolescentes o por mujeres.

En 2013 Camerún reforzó su presencia militar en la frontera con Nigeria para frenar el auge de los islamistas de Boko Haram, a pesar de que durante años había tolerado su presencia en su territorio.

En Nigeria, la insurrección de Boko Haram y su represión dejaron al menos 17,000 muertos y más de 2.5 millones de desplazados desde 2009.

Con información de AFP y Reuters

rarl