Al iniciar la vida financiera podemos encontrar diferentes obstáculos, entre ellos, el rechazo que algunas entidades financieras tienen hacia los usuarios que por primera vez solicitan un producto financiero, como lo son las tarjetas de crédito; sin embargo, existen alternativas que podrán encaminarlo hacia la construcción de su historial crediticio.

Las tarjeta de crédito garantizada es un producto diseñado para aquellas personas que apenas empiezan con su vida financiera dentro de las instituciones bancarias.

De acuerdo con Rankia México, éste tipo de tarjetas es una forma de financiamiento para aquellas personas con un mal historial de crédito, es decir, que no han podido hacer frente a alguno de sus pagos de préstamos pasados, o para personas que carecen de historial, como  pueden ser estudiantes que no han pedido nunca antes una tarjeta de crédito, débito u otro tipo.

“Las tarjetas garantizadas están vinculadas a una cuenta de inversión en lugar de una cuenta corriente, como es el caso de una tarjeta de débito o crédito tradicional”, refiere.

Funciones

Las características de este tipo de tarjetas radican en que tiene la oportunidad de demostrar a su entidad financiera que puede hacer frente a sus pagos y que tiene la capacidad para acceder a una cartera más amplia y variada de productos.

La función de la garantía es muy simple, consiste en que el banco emisor de dicho producto pide un respaldo o garantía de los pagos que tiene.

“Así, en caso de que la persona no pueda hacer frente a los pagos de la tarjeta vinculada, el banco dispondrá del dinero que se ha depositado como garantía en la cuenta de inversión”, destacó Rankia México.

En ese sentido, no podrá gastar más dinero en la tarjeta que la cantidad que se haya depositado en el fondo.

La fintech Stori indicó que en caso de que cancele su plástico, si no tiene algún adeudo, el banco tendrá que devolver esa garantía.

El hecho de contar con una tarjeta de crédito garantizada le da la posibilidad de que el banco conozca su desempeño y capacidad crediticia, Rankia destacó que, generalmente son entre 12 o 18 meses, para que, en caso de ser favorable, la entidad pueda ofrecer la oportunidad de acceder a más productos.

¿Cuál es la diferencia?

Básicamente, la diferencia que existe entre una tarjeta de crédito y una tarjeta garantizada es el depósito de garantía.

Este tipo de tarjetas cuenta con las mismas características como utilizarla en establecimientos que acepten tarjeta de crédito, contar con fechas y pagos establecidos, así como el reporte hacia el Buró de Crédito.

En México existen tres bancos que ofrecen a sus clientes este tipo de tarjetas de crédito garantizadas: Banco Azteca, BanBajío y Scotiabank.

[email protected]