La temporada de lluvias, huracanes y ciclones comenzó, y de acuerdo con Comisión Nacional del Agua (Conagua), se esperan 23 fenómenos meteorológicos para este año: 19 para el océano Pacífico y 14 para el Atlántico.

Debido a que las lluvias cada vez son más intensas, y ante los impredecibles cambios climáticos que se dan en nuestro país, los automóviles son los más afectados en esta temporada.

Por ello, es importante cuidar nuestro vehículo ante cualquier imprevisto, por lo que es necesario contar con un respaldo que lo proteja ante cualquier fenómeno natural, como un seguro de cobertura amplia.

Un punto a considerar y que puede ser contraproducente es en cada compañía existen algunas exclusiones, por lo que no se hará responsable y podría invalidar la cobertura.

Datos de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) calculan que al año, las compañías pagan hasta 150 millones de pesos por daños relacionados a las lluvias que se registran en el país.

Se estima que 56% de las indemnizaciones otorgadas son por causa de imprevistos naturales, y que el costo promedio por la pérdida total de un vehículo fluctúa entre 125,000 y 160,000 pesos.

Rafael Méndez, director de Producto de la aseguradora Quálitas, señaló que la cobertura de daños materiales, incluida en una cobertura amplia, cubre los imprevistos ocasionados por este tipo de fenómenos meteorológicos, que van desde la caída de una rama o árbol hasta la inundación completa del vehículo.

Precisó que esta cobertura también lo ampara ante otros eventos naturales, como sismo, erupciones volcánicas e incendios.

Méndez señaló que la póliza cubre vehículos con hasta 30 años de antigüedad, y no existe ninguna restricción en particular para contratarla.

“Más que un gasto es una inversión para proteger sus finanzas personales. Sólo uno de cada tres autos está asegurado en nuestro país. Al acercarse la temporada de lluvias y al suceder cualquier eventualidad, las personas corren el riesgo de verse afectadas”, alertó.

Entre las aseguradoras de auto que cubren este tipo de daños se encuentran Quálitas, GNP Seguros, HDI Seguros, ABA y Mapfre, con montos que van de 7,000 a 10,000 pesos.

¿Y si se inunda mi coche?

Si su coche sufre algún daño como la caída de un árbol o se inunda, la aseguradora determinará si se trata de una pérdida parcial o total, y tomará las acciones correspondientes.

Mauricio Vázquez, especialista en coberturas en la comparadora digital de seguros Ahorraseguros.mx, detalló que en caso de daño parcial se procederá a la reparación del auto. Si es una pérdida total, se hace la devolución del valor del auto menos un deducible.

“Cuando el daño que presenta la unidad supera el deducible, se procede a la reparación, que dependerá de la magnitud del daño, pero tiene que superar el deducible”, afirmó

A lo anterior, agregó que todas las coberturas tienen diferentes deducibles, que pueden ir de 0 a 20 por ciento.

“En este punto, es importante que el conductor asegurado conozca los deducibles que tendrán que pagar en un daño parcial y total. Por eso es importante que los asegurados conozcan los montos de los deducibles de sus coberturas”, afirmó.

Ejemplificó que si un auto cuesta 200,000 pesos y compró su póliza con un deducible de 5%, el conductor pagaría por la reparación de su auto 10,000 pesos, mientras que, en el caso de pérdida total, si el deducible fue de 10%, la aseguradora le va a retener 20,000 pesos.

Podrían no cubrírselo

Sin embargo, el especialista indicó que una de las exclusiones por parte de las aseguradoras es cuando es muy evidente que el conductor ocasionó o incrementó el riesgo en el evento sucedido, lo que se denomina como agravamiento de riesgo.

“Si es muy evidente que una calle se volvió un río y hay otros autos inundados y el automovilista pasa de manera irresponsable, puede ser que la aseguradora ponga objeciones para hacer válida la cobertura. El agravamiento aplica cuando es muy evidente un posible descuido que el automovilista hace o tiene”, advirtió Torres.

Torres precisó que, cuando se trata de una situación en donde el automovilista no causó o generó un agravamiento de riesgo, la aseguradora le cubre la reparación o la indemnización del valor del auto, pero si se determina que el automovilista lo puso en riesgo intencionalmente podría no cubrir los daños.

¿Me pueden prestar un auto?

En caso de que se trate de una pérdida total, algunas aseguradoras ofrecen la cobertura de auto sustituto, para que en este tipo de situaciones se le brinde al cliente la renta de un coche provisional.