La Asociación de Bancos de México (ABM) prepara una nueva fase de reestructura de créditos bancarios dirigida a personas o empresas con problemas de liquidez a causa de la pandemia de coronavirus. Para esta reestructura se prevé una reducción en las tasas, diferimientos de pagos y periodos de gracia, entre otras cosas.

"Los esquemas de reestructuras se harán de acuerdo con el nivel de afectación. Se están afinando detalles con la CNBV del programa de reestructuras", dijo Alejandro Diego Cecchi, presidente del Comité de Negocio Crediticio de la ABM. Se calcula que 44% de los clientes de la banca que recurrieron en la primera fase al plan de diferimiento de pagos por la pandemia correspondió a pequeñas y medianas empresas.