Según los expertos, destinar más de 30% del ingreso mensual para el pago de renta puede poner en riesgo la estabilidad financiera de una persona, debido a que comprometer una parte importante del salario impide disponer de ese dinero para soportar algún imprevisto, advirtió Kathy Quintero, vocera de Resuelve tu Deuda.

Por lo tanto, si se quiere cubrir una renta de 4,500 pesos, la persona debería ganar 15,000 para lograr un buen equilibrio financiero, señaló la representante de la reparadora de deuda.

Sin embargo, de acuerdo con el portal inmobiliario Propiedades, el costo promedio mensual del arrendamiento de un departamento en la Ciudad de México ronda 18,600 pesos, monto que fácilmente es superado en ciertas delegaciones, como Miguel Hidalgo con un precio de 32,000 pesos o la Cuauhtémoc que llega a una renta de 19,500 pesos.

Asimismo, la también experta en finanzas personales señaló que, al mantener el arrendamiento en una cifra mayor a 30% del ingreso mensual, se podría correr el riesgo de afectar otros gastos como la alimentación, la salud o el pago de deudas.

Por otro lado, refirió que sólo 6.5% de los capitalinos con trabajo formal obtiene ingresos superiores a 12,000 pesos, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía; el panorama parecería prohibitivo para que una sola persona pueda costear el precio total de estos inmuebles, consideró la especialista.

Para evitar que las personas comprometan su ingreso mensual y puedan equilibrar su calidad de vida, existen una serie de recomendaciones que deben tomar en cuenta antes de firmar el contrato de renta.

“Ante estas condiciones salariales y la necesidad de vivir cerca de las principales zonas de trabajo, actualmente, muchos optan por un esquema de departamento compartido o roomies para reducir el costo de la vivienda y así acceder a mejores lugares. Sin embargo, esta decisión debe estar contemplada bajo un presupuesto, de lo contrario, aunque sea una opción más asequible, seguirá el riesgo de quedar económicamente desprotegido”, comentó.

El primer consejo fundamental es realizar un presupuesto, la experta sugirió aplicar la regla 70-30; en el que 70% del salario se debe destinar para rubros básicos, como vivienda, educación, salud y transporte. Mientras que el restante se debe destinar al ahorro, entretenimiento y pago de deudas.

“Los centros de estudio o de trabajo son lugares a donde se transita constantemente. Por ello, tenerlos identificados permite generar un perímetro para la búsqueda de vivienda que facilite esa movilidad. No obstante, no hay que olvidar que estos sitios generalmente son de alta demanda, así que evaluar el costo-beneficio de una colonia más alejada, pero con buena accesibilidad podría ser la solución”, explicó.

Otra de las recomendaciones emitida por la experta en finanzas personales es evitar pagar servicios que no ocupe; señaló que existirán lugares que cuenten con estacionamientos, gimnasios y seguridad privada, entre otros complementos que incrementan el costo de la renta, por lo que sugirió que, antes de elegir, hay que pensar si realmente se van a aprovechar estos servicios o si se puede prescindir de ellos.

“Encontramos que la mala administración financiera es el principal motivo de endeudamiento en nuestro país. Por lo tanto, ajustar las cantidades que destinamos al gasto fijo, como en el caso de la renta, nos permitirá disponer de un mayor porcentaje para el ahorro que el día de mañana podría evitarnos caer en deudas”, manifestó.

COMPRAR EN CDMX, MÁS BARATO QUE EN OTRAS CIUDADES DE AL

El valor del metro cuadrado en la capital mexicana es uno de los más bajos entre las grandes ciudades de América Latina, así lo reveló un estudio del portal inmobiliario Properati.

El informe detalló que entre las colonias de clase media (sólo se denomina colonia en México, en otros países se conoce como barrio, comuna o distrito), la elegida en la CDMX fue Narvarte Oriente y el valor del metro cuadrado en ésta se calculó en 29,298 pesos en promedio; el distrito de Jesús María en Lima, a 31,391 pesos, y el barrio de Tatuapé en Sao Paulo, con un valor promedio de 39,854 pesos.

Otros datos muestran que con 1 millón 805,165 pesos, en la Narvarte Oriente se puede comprar un departamento de 62 metros cuadrados, mientras que, en el barrio de Flamengo de Río de Janeiro o en la comuna de Ñuñoa en Santiago, apenas alcanza para un pequeño espacio de 29 metros.

Por otro lado, entre las colonias llamadas exclusivas alrededor de América Latina, nuestro país no se ubica en la posición más barata; no obstante, no se encuentra lejos.

“La elegida fue Lomas de Chapultepec con 62,221 pesos por metro cuadrado; sólo por encima del distrito San Isidro, de la capital peruana y el barrio Pocitos, de la capital uruguaya. Vivir en la playa de Ipanema, en Río de Janeiro, puede ser el sueño de muchas personas en el mundo, pero pocos pueden disfrutar esa experiencia, porque el precio del metro cuadrado está en 120,295 pesos; sin embargo, el lugar más caro de toda América Latina, según las ciudades donde opera Properati, es el moderno barrio de Puerto Madero, en Buenos Aires, con un valor promedio de 126,978 pesos por cada metro”, confirmó el estudio.