Si está pensando en vender su vehículo, tal vez para comprar uno nuevo o quizá porque necesita el dinero para hacer frente a alguna emergencia, existen opciones seguras para hacerlo.

Lo más común es realizar la venta con familiares o amigos, también se puede acudir a tianguis de autos, Internet o bien, ofrecerlo a través de medios impresos especializados en la compra-venta.

Sin embargo, vender un auto usado requiere de muchos cuidados, ya que la transacción puede poner en riesgo al vendedor.

Tome precauciones

En los tianguis es donde más riesgo hay, ya que se está expuesto a robo o a un secuestro express , comentó Oscar Lugardo Pérez, director general de la Asociación Nacional de Comerciantes en Automóviles y Camiones Nuevos y Usados (ANCA).

El directivo resaltó que en caso de acudir a estos locales, nunca hay que llevar consigo la documentación original y menos mostrarla a los interesados. La recomendación es presentar copias que demuestren la autenticidad del vehículo.

Ocurre lo mismo si se vende por Internet, cuando el interesado va a ver el vehículo, no se debe hacer la cita en el domicilio ni llevar los papeles. Hay que entregar la documentación hasta que se haga el depósito en el banco y todo sea correcto , agregó Oscar Lugardo.

Lotes de autos, una opción

Otra opción para venderlo es en una agencia o lote de compra–venta de autos, donde la transacción se puede realizar de dos formas: consignación o venta inmediata.

La venta inmediata es cuando se realiza el pago de contado; consignación es cuando el vehículo se deja en la agencia o lote y se paga al dueño una vez que se vende , explican los expertos de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Oscar Lugardo agrega que al dejar el auto en consignación la agencia solicitará una comisión que oscila entre 3 y 5% del valor del vehículo.

Hay dos precios, el que el dueño cree que vale su auto y lo que se establece en la agencia y al final se llega a un acuerdo entre ambas partes , explica Lugardo Pérez.

Es muy importante que antes de elegir un lote se revise que sea un lugar establecido y que cuente con la verificación de Profeco y de asociaciones autorizadas como ANCA y otras similares en los estados de la República.

En regla

Para formalizar la transacción, es necesario que el contrato esté redactado de forma legible, en español y que contenga datos como el nombre, domicilio y RFC de ambas partes.

También debe incluir las características generales del vehículo: marca, submarca, modelo, tipo y número de motor, placas, color, entre otras características; precio en moneda nacional, y penalidad para cada una de las partes en caso de incumplimiento.

Tome en cuenta

Al vender un vehículo seminuevo, es importante saber bien a quién se le está ofreciendo, si es a un particular o a una empresa para consignación o venta directa, hay consejos que no debe pasar por alto.

Verificar la autenticidad del lote o agencia, puede hacerlo en Profeco o en www.anca.com.mx si es socio de la asociación.

No entregue documentos originales del vehículo hasta que el comprador cubra la totalidad del precio del automóvil.

Solicite que el pago se realice en un banco, con cheque nominativo, efectivo o depósito a cuenta bancaria.

En caso de dejarlo a consignación, se debe preguntar por la comisión que se cobrará, este monto quedará asentado en el contrato.

Exija el pago en una sola exhibición, no permita que le den dinero a cuenta o en pagos.

Al vender, debe entregar factura original, tarjeta de circulación, tenencias pagadas además del vehículo en las condiciones estipuladas en el contrato.

Fuente: Profeco y Anca.

jarmadillo@eleconomista.com.mx