El gobierno de Guerrero junto con organizaciones sociales trabajan para transformar a Zihuatanejo y nombrarlo como Pueblo Mágico, que permitirá hacerlo más atractivo al turismo y generar desarrollo económico de la localidad.

Héctor Astudillo Flores, mandatario guerrerense sostuvo una intensa jornada laboral en ese puerto guerrerense, donde se reunió con  organizaciones sociales, con quienes se coordinarán trabajos en favor del municipio y la ciudadanía.

“Estamos trabajando para lograr que Zihuatanejo sea nombrado Pueblo Mágico. Hemos ido cumpliendo cada una de las etapas del proceso. Este comité lo preside con gran entusiasmo el notario Bolívar Navarrete”,  dijo Astudillo Flores.

Precisó que al ser Pueblo Mágico posibilitará a Zihuatanejo crear proyectos que fortalezcan el turismo local, por esto recalco la importancia de un buen planteamiento para conseguirlo y mantenerlo.

Astudillo Flores informó que se realiza un gran preparativo para Semana Santa en  todo el estado. “Hay que cuidar el destino, es maravilloso, es extraordinario, hay que ponerle mucha atención”, por lo que se hará todo lo que esté alcance para convertirlo en un gran atractivo.

Refirió que se continuara trabajando en favor de los turistas y ciudadanía; a la par realizó una supervisión en la obra que se realiza para concluir la carretera de Riscalillo, donde señaló que se espera una excelente temporada turística.