La Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco) de la Ciudad de México aseguró que debido al cierre de establecimientos por el Covid-19, entre el 23 de marzo y el 20 de julio de este año, se registraron pérdidas por 211,165 millones de pesos.

El presidente de la Canaco local, Nathan Poplawsky Berry, explicó que estas pérdidas acumuladas en ventas representan una caída de 76%, comparada con el mismo periodo del 2019. “Esto ha dado como resultado la muy lamentable pérdida de cientos de miles de empleos en nuestra ciudad, la mayor en todo el país, y una grave afectación a casi un cuarto de millón de familias capitalinas”, informó.

Por lo mismo, solicitó al Gobierno de la Ciudad de México efectuar más acciones en esta fase de reactivación económica, donde se cuiden de mejor manera y se impulsen más a los comercios de la urbe; en específico, a las micro, medianas y pequeñas empresas (mipymes).

“Urge implementar a la brevedad un programa serio y suficientemente robusto de apoyo a las mipymes. La única forma de superar la crisis económica y social en el menor tiempo posible es garantizar la permanencia de las empresas, la conservación de las cadenas productivas y de los empleos”, reiteró.

Poplawsky Berry precisó que se deben cuidar a las mipymes porque generan ocho de cada 10 empleos, “por lo que vemos con preocupación que 35% de las más pequeñas se encuentran en riesgo latente de no volver a levantar sus cortinas”.

De acuerdo con la Secretaría de Desarrollo Económico de la Ciudad de México, hasta marzo del 2020 (antes del cierre de establecimientos) la entidad contaba con 470,113 mipymes.

Asimismo, el presidente de la Canaco exhortó a las autoridades locales para que se corrija la estrategia de apertura aplicada en el Centro Histórico, ya que “está dando la puntilla a miles de mipymes que ahí se encuentran ubicadas”.

“Es indispensable terminar con la peatonalización de las calles, así como con la apertura escalonada de los negocios que no ha funcionado. Claramente se están privilegiando los intereses de los comerciantes informales”, sentenció Nathan Poplawsky.

estados@eleconomista.mx