Campeche fue la única entidad federativa del país que registró un aumento en el Fondo General de Participaciones, el más importante de los 13 que componen el Ramo 28, durante el noveno mes del año en curso, situación que manifiesta una recuperación en la actividad económica, y por ende, en los niveles de recaudación de un estado marcado por la reciente crisis petrolera.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, en septiembre del 2019, Campeche percibió de la Federación 397.5 millones de pesos a través del Fondo General de Participaciones, que representó un incremento de 1.2% anual, en términos reales.

Este fondo, que se constituye con 20% de la Recaudación Federal Participable (RFP, integrada por impuestos, derechos e ingresos petroleros, principalmente), atendiendo criterios de contribución económica y recaudatorios, ponderados por población, concentró 69.3% de los recursos del Ramo 28, participaciones federales.

A nivel nacional, el Fondo General de Participaciones cayó 4.3%, debido a que en 31 entidades se replicó este comportamiento; las reducciones más pronunciadas se dieron en Durango (7.4%), Sinaloa (6.3%), Chiapas (6.0%), Yucatán (5.8%), Aguascalientes, Zacatecas (ambos con 5.6%) y Jalisco (5.5 por ciento).

Por lo anterior, resalta la importancia del crecimiento de Campeche en un fondo que premia resultados económicos y recaudatorios, y más de una entidad petrolera que, hasta datos de la primera mitad del 2019, se ubicaba en fase recesiva.

Cabe recordar que el Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal (ITAEE) de Campeche, que elabora el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, disminuyó 2.6% a tasa anual desestacionalizada en el segundo trimestre del año —la tercera de forma consecutiva—, frente a bajas de 2.4% en el primer trimestre y 0.7% en el último trimestre del 2018.

Sobresale que entre los últimos tres meses del 2013 y el periodo abril-junio del año pasado, el ITAEE de Campeche se mantuvo en terrenos negativos.

Este escenario derivó de la alta dependencia al sector petrolero. La minería petrolera aporta 72.5% del Producto Interno Bruto (PIB) de Campeche, por lo que ante los descensos en los precios del crudo (promedio de 98.79 dólares por barril de la mezcla mexicana en el 2013, frente a 35.76 dólares en el 2016 —actualmente supera 50 dólares—), y en la producción de hidrocarburos (desde junio del 2017 no supera 2 millones de barriles diarios), que iniciaron a mediados del 2014, la economía estatal comenzó a caer y aún resiente esos efectos.

Por tal razón, el aumento de 1.2% del Fondo General de Participaciones en septiembre muestra signos de recuperación de Campeche, cuyo gobierno apuesta por la diversificación económica.

De hecho, la entidad se colocó en quinto lugar nacional en crecimiento de las participaciones federales, con una variación anual real de 4.1%, producto de dinámicas positivas en los fondos general, IEPS (recaudación por la venta de cerveza, bebidas refrescantes, alcohol, bebidas alcohólicas fermentadas, bebidas alcohólicas y tabacos labrados), extracción de hidrocarburos e IEPS a gasolinas.

Debilidad económica

En términos generales, la debilidad económica del país ya se reflejó en los recursos que transfiere la Federación a los estados y municipios a través del Ramo 28, que registra dos variaciones negativas al hilo.

Este ramo del gasto federalizado —el más importante—, que pertenece al gasto no programable (ejercicio libre de los recursos), depende del nivel de recaudación, que se determina por la actividad económica y petrolera. Es decir, ante un menor crecimiento económico, el dinero proveniente de las participaciones desciende, y viceversa.

En este contexto, el PIB nacional cayó 0.4% a tasa anual desestacionalizada en el tercer trimestre del 2019, la primera disminución desde el cuarto trimestre del 2009 —año de la crisis económica y financiera— (1.8%); mientras en el acumulado de los primeros nueve meses del año se muestra un decrecimiento de 0.01% de la economía mexicana.

Este comportamiento se manifestó en el nivel de recaudación del territorio nacional. En el noveno mes del año, la RFP se contrajo 4.6% a tasa anual real, la segunda caída de forma consecutiva, producto de disminuciones en el ISR, IVA, automóviles nuevos, Tenencia y comercio exterior, así como en ingresos petroleros. Por ende, en septiembre del 2019, las participaciones federales exhibieron una baja de 1.9% a tasa anual real, la segunda al hilo y tercera en lo que va del año.

De los 13 fondos que componen al Ramo 28, nueve presentaron descensos anuales en el periodo de referencia; por entidad, las participaciones disminuyeron en 19 estados.

[email protected]