El Servicio Médico Forense de Querétaro (Semefo) lleva a cabo cerca de 800 autopsias al año, de las cuales 70% corresponde a muertes de personas por accidentes de tránsito, atropellamientos y volcaduras; sin embargo, aún quedan sin identificar a algunas.

En lo que va del año, de acuerdo con datos de la Procuraduría General de Justicia en el Estado (PGJ), el Semefo ha recibido 40 cuerpos, que no ha podido identificar.

De acuerdo con el exdirector del Servicio Médico Forense, el médico cirujano Leopoldo Espinoza, existe una disposición desde hace 10 años en la que los cuerpos que llegan a esta área, sin identificación, son puestos a disposición del Ministerio Público, entidad que después de recabar datos genéticos y de características físicas los pone a disposición de las fosas del panteón de San Pedro Mártir.

Detalló que no existe una fosa común, toda vez que era más difícil identificar a un cuerpo. Ahora, explicó el exdirector del Semefo, son colocados en un espacio que sólo acumula a dos personas, con la finalidad de facilitar su identificación posterior.

Desconocidos

Las muertes de estas personas que hoy son catalogadas como desconocidas ocurrieron por diversos motivos.

El hecho es que nadie reclamó sus cuerpos en el Servicio Médico Forense, e incluso, ni siquiera se obtuvo una pista de su nombre.

Ante esta situación, explicó Leopoldo Espinoza, la PGJ difunde las características de los cuerpos sepultados en San Pedro Mártir, en donde se pide apoyo para su reconocimiento.