Cancún, QR. La segunda estación del Tren Maya en Cancún quedó descartada, según los resultados de los estudios de demanda que elaboró la Agencia de Proyectos Estratégicos del Estado de Quintana Roo (Agepro).

Eduardo Ortiz Jasso, director de la Agepro, explicó que dichos estudios arrojaron que la mayor demanda de servicios de transporte férreo la generaría la estación ubicada dentro o a un costado de la terminal aérea de Cancún.

“Una estación de pasajeros en el centro o zona urbana de Cancún arrojó una demanda de entre 65,000 y 85,000 pasajeros diarios que potencialmente harían uso de la transportación en el Tren Maya, mientras que la estación en el aeropuerto arrojó una demanda diaria de 105,000 pasajeros potenciales para la vía férrea”, explicó.

Es decir, más de 100,000 pasajeros representan la demanda potencial del Tren Maya manteniendo una sola estación a la altura del Aeropuerto Internacional de Cancún, contra los 85,000 pasajeros potenciales de una segunda terminal dentro de la mancha urbana de Cancún, añadió Ortiz Jasso.

La segunda estación habría implicado liberar derechos de vía dentro de la mancha urbana, entre otras acciones urbanas, por lo que se optó por mantener una sola estación, la cual ya no se situará dentro del Aeropuerto Internacional de Cancún, sino en terrenos aledaños a la terminal aérea, reveló el funcionario.

Una vez descartada la segunda estación, se buscará habilitar un sistema de transporte que no sólo alimente al Tren Maya desde la ciudad de Cancún, sino que ordene el resto de sistemas de transportación colectiva que actualmente existen en el destino.

Tren Ligero

Actualmente se analiza la propuesta de un inversionista, cuya solución es construir un tren ligero elevado que corra incluso sobre el bulevar Kukulcán en la zona hotelera de Cancún, aseveró Ortiz Jasso

En entrevista previa, había adelantado que dicho tren ligero está concebido como una ruta troncal que alimente al Tren Maya desde la estación de salida en el aeropuerto de Cancún.

Tendría una extensión inicial de 30 kilómetros y recorrería toda la mancha urbana de la ciudad, de sur a norte, iniciando en avenida Huayacán, hasta incorporarse a la avenida Chac Mol y bajar hasta Puerto Juárez en el extremo sur de la ciudad, además del tramo sobre la zona hotelera de Cancún.

El tren ligero tendría como segundo objetivo reordenar todas las rutas de transporte colectivo para convertirlas en sus alimentadoras y ser la columna vertebral de toda la movilidad urbana de Cancún. La inversión será de alrededor de 900 millones de pesos, a razón de 30 millones de pesos por kilómetro de vía.

[email protected]