Además de reiterar el convenio de colaboración para detonar el proyecto del Corredor Interoceánico, así como unirlo al Pacto Oaxaca, la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) y autoridades federales informaron que se implementará un esquema de estímulos fiscales de inversión para los 10 parques industriales del istmo, además se busca que para el 2023 quede lista toda la infraestructura base para operar, e incluso se espera que para ese año ya operen empresas.

En conferencia de prensa, Manuel Pérez Cárdenas, jefe de la Oficina de la Presidencia de la Concamin, explicó que como Iniciativa Privada han estado operando para lograr captar inversiones para la región sur-sureste del país y con ello, lograr consolidar este proyecto sexenal del Interoceánico.

Indicó que además de trabajar en esta cartera de 36 proyectos cuyo monto es de 70,000 millones de pesos, también se han centrado en una estrategia de promoción para captar más capitales provenientes de Asia y Europa.

Sin embargo, ahondó que se encuentran a la espera de que el gobierno federal dé a conocer el esquema de los estímulos fiscales que se generarán para los parques industriales.

Es muy probable que haya un esquema de estímulos fiscales que ofrezca el gobierno federal (...) van a hacer nuevas áreas de oportunidad para una gran cantidad de inversiones”, reiteró.

Por su parte, Rafael Fernando Marín Mollinedo, director general del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec, hizo hincapié en que la meta es que para el 2023 quede lista toda la infraestructura base del proyecto que unirá a Oaxaca con Veracruz, sobre ello, adelantó que como parte de la primera fase de arranque de operaciones para el próximo año quedará lista la reubicación de las vías férreas, además de que comenzarán las licitaciones para que operen los equipos férreos y las grúas.

“Vamos a iniciar operaciones el próximo año, debemos de terminar la rehabilitación de las vías en el primer trimestre del próximo año y ya estamos haciendo las licitaciones para comprar los equipos, para echar a andar las vías del tren y las grúas con las cuales vamos a descargar y cargar parte de los contenedores en los puertos”, subrayó.

Informó que como parte de esta primera etapa de arranque, van a establecer terminales de contenedores provisionales en los puertos marítimos de Coatzacoalcos y Salina Cruz.

A la par, en el 2022 trabajarán en el desarrollo de infraestructura de las terminales definitivas de los contenedores, las cuales serán más grande de tamaño que las provisionales. 

“Estamos trabajando con las terminales definitivas de contenedores, que van a ser más grandes, en el caso de Salinas Cruz va estar en el nuevo puerto que están construyendo, estamos haciendo una escollera de 1,600 metros para hacer un abrigo de terminal marítima”, sostuvo.

“Cuando haya más demanda de cruces ya vamos a estar preparados con estas terminales, las debemos terminar en diciembre del 2023”, puntualizó.

De acuerdo con Marín Mollinedo, el avance del proyecto del corredor a corte del 21 de junio de este año es el siguiente: en el Puerto de Coatzacoalcos continúan los trabajos de dragado de construcción para la extensión de 130 metros de muelle, con un avance de 53 por ciento.

En tanto, en el Puerto de Salinas Cruz se han colocado 3,739 elementos de concreto, que representan 28% del total de los elementos necesarios para la construcción de los 1.6 kilómetros del rompeolas oeste.

Se han clasificado 48,000 toneladas entre roca núcleo y se han vertido al mar 16,500 toneladas de este material.

La renovación de las vías férreas del istmo de Tehuantepec continúa en los cinco tramos, con avance global de 60%; en cada tramo, el promedio del avance en el suministro de materiales es de 73% y de 47% en ejecución de obra.

Las principales acciones en las vías férreas son apertura de caminos y desmonte del derecho de vía, retiro de la vía y recobro de material en desuso y suministro del material para el nuevo camino.

El proyecto del Corredor Interoceánico y el Pacto Oaxaca surgieron en la administración de Andrés Manuel López Obrador, sustituyendo a las Zonas Económicas Especiales.

A la par de este desarrollo de infraestructura, Rafael Marín dio a conocer que se identificaron 10 predios para detonar los parques industriales del corredor, será para septiembre de este año que todos los terrenos pasarán al dominio del proyecto y además, en este 2021 se abrirán las convocatorias para que las empresas puedan ingresar y en el 2023 estén operando.

“Ya tenemos los espacios logísticos y también los parques industriales, tenemos ya identificados los 10 predios donde vamos a establecer los parques. De esos 10 predios cinco ya los tenemos, cuatro ya son propiedades de nosotros, uno ya está en el proceso de compra, ya se está elaborando la escritura, es un predio privado. Los otros cinco son terrenos de propiedad ejidal comunal, donde ya llegamos a un acuerdo con los ejidos, ya se llevaron las asambleas, estamos en el proceso de elaboración de las asambleas para llevar a dominio pleno estos ejidos, que nos puedan vender con títulos estas tierras”, puntualizó.

Pandemia

El presidente de la Concamin, Francisco Alberto Cervantes Díaz, ahondó en que fue importante este encuentro debido a que genera certidumbre para los inversionistas, ya que se envía un mensaje de que pese a la pandemia el proyecto va a continuar.

Aseveró que uno de los puntos que van a trabajar como industriales es que se generen cadenas de suministro y proveeduría en el sur-sureste, esto en el marco de querer aprovechar el T-MEC.

Contexto

Cervantes Díaz recordó que el proyecto del Corredor Interoceánico y el Pacto Oaxaca surgieron desde que comenzó la actual administración federal, encabezada por Andrés Manuel López Obrador.

A mayor detalle, el objetivo es lograr un crecimiento y desarrollo de la economía regional, pero respetando la historia, la cultura y las tradiciones de Oaxaca y Veracruz.

Entre las obras de infraestructura destacan la modernización del ferrocarril del istmo de Tehuantepec, que permitirá la reducción de tiempos de traslado de 7.5 horas a 4 horas, la modernización de los puertos de Coatzacoalcos y Salina Cruz, el fortalecimiento de infraestructura carretera y de caminos rurales, así como la construcción de un gasoducto para abastecer a empresas y a consumidores domésticos.

Las primeras acciones iniciaron en el 2019 y con ellas se firmó el Pacto Oaxaca, que también busca el desarrollo económico y social de esta región, apoyándose de la Iniciativa Privada y la academia.

Este pacto también busca generar el desarrollo del sur-sureste y por ende, participan los estados de Puebla, Tabasco, Veracruz, Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Campeche, Quintana Roo y Yucatán.

Entre los logros alcanzados por el Pacto Oaxaca, destaca la elaboración de una cartera de inversiones por 36 proyectos, con un monto total de 70,000 millones de pesos.

estados@eleconomista.mx