Querétaro, Qro. Los ajustes laborales que implica la reforma a la subcontratación es un factor que está aumentando e influenciando el desempleo en la entidad, afirmó el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), delegación Querétaro, Jorge Rivadeneyra Díaz.

Al reportar el estado la segunda tasa de desocupación más elevada del país durante julio, se reflejó en el mercado laboral la incidencia de la reforma.

De acuerdo con el industrial, debido al impacto que ha tenido la pandemia en las empresas locales, las compañías aún se encuentran vulnerables a los efectos de la contingencia, por lo que, afirmó, no fue un buen momento para dar paso a la reforma. 

“Había un esquema de empleo muy bien diseñado, el del outsourcing, desmantelado por el gobierno. Creo que esos empleos lentamente se van a recuperar, pero definitivamente es una pérdida que vamos a tener. Se manifestó en Querétaro de forma clara. Tal vez fue un mal momento (aplicar la reforma) porque ahora que estamos viviendo la pandemia, probablemente hubiera sido interesante una prórroga”, declaró.

Con la reforma a la subcontratación, expuso el empresario, se generaron dos situaciones: las de aquellas firmas que se regularizaron, pero dieron de baja a parte de sus colaboradores, y las que están operando aún de forma irregular, fuera de los cambios que plantea el marco normativo.

Factores

Durante julio, Querétaro presentó la segunda tasa de desocupación más elevada del país, de 6.53% de la población económicamente activa (PEA), detrás de Ciudad de México, cuya tasa fue de 7.48%, con base en la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del Inegi.

A decir del industrial, en el desempleo del séptimo mes la reforma habría sido un factor de influencia, aún por encima de los efectos de la pandemia.

El dirigente estatal en Querétaro de la Canacintra estimó que la dinámica económica del estado sea propicia para que paulatinamente se recuperen los empleos perdidos.

“Pensamos que ya no fue la pandemia (...) pero claramente se está viendo que la reforma entró en un pésimo momento, el tiempo fue malísimo. La ventaja es que Querétaro sí tiene un impulso muy interesante, las variables económicas, la conexión que tenemos con otras economías, nos hacen sentir que nos podemos recuperar, pero este fue un golpe adicional a la pandemia”, declaró.

El Congreso de la Unión aprobó una prórroga de un mes para los plazos previstos en la reforma al outsourcing, por lo que entrarán en vigor hasta el 1 de septiembre los trámites para transferir al personal de las empresas a sus nóminas centrales, así como la sustitución patronal, cambios ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), inscripción al Registro de Servicios Especializados u obras Especializadas y nuevas disposiciones fiscales.

El Centro Empresarial Querétaro de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) ha solicitado una nueva ampliación, hasta enero del 2022, en línea con el periodo establecido para que cumpla el gobierno federal.

La reforma en materia de subcontratación (outsourcing) plantea regularizar las condiciones laborales de los trabajadores que están contratados bajo este esquema, implicando que los empleadores centrales tomen directamente la nómina que delegaba a compañías que subcontratan.

estados@eleconomista.mx