Monterrey, NL. El programa “Cities Finance Facility”, del gobierno alemán a través de la Agencia de Cooperación Alemana (GIZ), apoyará al gobierno estatal con los estudios de factibilidad para introducir autobuses eléctricos a las rutas alimentadoras de la línea 3 del metro.

Por ello se iniciaron mesas de trabajo para analizar la factibilidad de dicho proyecto.

El objetivo es lograr un mejor servicio de transporte público, eficiente y amigable con el medio ambiente. Por ello, este miércoles inició el primer taller y mesa de trabajo.

Los integrantes de la Agencia de Cooperación Alemana (GIZ) estarán en Nuevo León durante un año, trabajando con la Secretaría de Desarrollo Sustentable para realizar el estudio completo para buscar esta nueva alternativa de la movilidad.

El secretario de Desarrollo Sustentable, Manuel Vital Couturier y el Representante de GIZ Coordonator Cff, Michael Neulinger, firmaron un acuerdo para trabajar en conjunto en dicho análisis.

El proyecto será liderado por la Secretaría de Desarrollo Sustentable estatal, quien se encargará de la logística, la coordinación de actores locales y la determinación de las necesidades para dicho estudio.

En tanto, los integrantes de GIZ se encargarán de administrar las necesidades técnicas del proyecto, la búsqueda de los expertos y gestión de consultores, la gestión de alternativas de financiamiento y modelos de negocio, y la asesoría técnica en tecnología de transporte y financiamiento.

En la primera mesa de trabajo se contó con la presencia del director General de Metrorrey,  Manuel B. González Fernández y del subsecretario de Protección al Medio Ambiente y Recursos Naturales, Martín Mendoza; y del subsecretario de Desarrollo Urbano, José Luis Ortiz Duran Salinas; así como con personal de la Secretaría y del Sistema de Transporte Colectivo.