Tijuana, BC. El sector constructor de Tijuana no ha podido recuperarse de la recesión del 2008. Para este año, espera crecer cerca de 3%, estimó Javier Mendoza Correa, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) local, toda vez que la obra privada sigue contraída.

Las empresas estamos trabajando de la obra pública en 90%, otro 10% sería la construcción privada, que es poca. Son básicamente centros comerciales y oficinas, pero no hemos llegado a los niveles que teníamos hace cuatro años , mencionó.

Actualmente, los constructores laboran en 120 proyectos relacionados con infraestructura carretera, vialidades, puentes, obras de drenaje y alcantarillado, así como escuelas, unidades deportivas y hospitales, todas éstas, con recursos de los tres niveles de gobierno.

De 1,500 millones de pesos que destinó la Secretaría de Comunicaciones y Transportes para el ejercicio del 2012, se lleva un avance de 70%, mientras que los recursos estatales -que se designaron en más de 700 millones de pesos- se han estado utilizando en construcción de aulas, escuelas completas, hospitales y ese tipo de obra , mencionó.

La Comisión Nacional del Agua, por su parte, destinó 130 millones de pesos para la canalización del arroyo Alamar, en Tijuana. El ayuntamiento de la ciudad anunció a principios del 2012 un presupuesto de 650 millones de pesos para la rehabilitación de vialidades.

IMPACTOS DEL TIPO DE CAMBIO

No hemos podido tener una recuperación como quisiéramos. A eso, agrégale el tipo de cambio, que en las últimas semanas ha afectado , destacó el dirigente.

Y es que la compra de insumos para acabados y acondicionamientos se realiza del otro lado de la frontera, comentó Mendoza Correa, por lo que al tener el dólar caro, se ven impactadas las obras.

Materiales de obra negra como el cemento, la arena, la cal..., se compran aquí. Pero cuestiones de refacciones para maquinaria, materiales para acabados y equipamiento se compran del otro lado, porque comprarlos en el centro del país no conviene: el transporte es muy caro , dice.

La obra privada todavía está contraída, advierte Javier Mendoza, lo cual se refleja en el estancamiento de obras en el corredor de la zona costa, por mencionar un ejemplo, ya que nadie quiere invertir porque no hay compradores .

La CMIC Tijuana-Rosarito-Tecate agrupa a 110 empresas, las cuales generan alrededor de 3,000 empleos.

[email protected]