San Miguel de Allende, Gto. El gobierno estatal ve en la industria vitivinícola un área de oportunidad para la reactivación del sector turismo, uno de los más afectados por la pandemia de Covid-19.

El director general de Desarrollo de la Secretaría de Turismo, Francisco Javier Valverde Polin, explicó que una de las estrategias de la dependencia local es posicionar al estado como uno de los principales destinos de enoturismo, e incluso superar a Baja California, en un plazo de al menos cinco años.

“El enoturismo es una cadena de valor impresionante que genera derrama, visitas (...) Tienen experiencias gastronómicas, de hospedaje, para recintos de bodas y reuniones. Guanajuato decide en mayo del 2020 que la industria tiene mucha fuerza y se genera una actividad especifica (...) Estamos en una mesa intersecretarial integrada por la Secretaría del Campo, Desarrollo Económico y Turismo”, destacó.

La entidad, expuso, ocupa el cuarto lugar nacional en producción de vino, con una elaboración anual de 700,000 botellas y 135 etiquetas Guanajuato que han obtenido 108 premios en concursos vitivinícolas; en el ranking, sólo por debajo de Baja California, Coahuila y Querétaro.

Además, cuenta con 391.60 hectáreas cosechadas, 150 hectáreas de proyectos de expansión en el corto y mediano plazo y 20 viñedos con actividades enoturísticas. 

El funcionario indicó que los municipios productores de vino son Dolores Hidalgo, San Miguel de Allende, Comonfort, San Felipe, León, Salvatierra, San Francisco del Rincón y Guanajuato capital.

Del 2008 a la fecha se han consolidado 46 viñedos en la entidad, de los cuales 12 están en la preparación de tierra y comenzando su producción.

Sobre el impulso del gobierno estatal a la industria, dijo que a finales del 2020 se publicó en el Diario Oficial la Ley de Fomento a la Actividad Vitivinícola del Estado de Guanajuato, cuyo objetivo es fomentar, promover, difundir y fortalecer las actividades relacionadas al sector.

“Se ofrecen la facilidades y certidumbre para nuevas inversiones; además, como estado generamos una ley estatal vitivinícola, y somos el único estado que tiene una ley y recientemente se publicaron los lineamientos”, ahondó.

También se busca integrar un Consejo Estatal Vitivinícola, un Programa Estatal Vitivinícola, un Registro Estatal Vitivinícola y un Distintivo de Calidad.

Ventajas

De acuerdo con Valverde Polin, una de las ventajas es la conectividad del estado, ya que a 35 kilómetros a la redonda cuentan con zonas arqueológicas, Pueblos Mágicos y dos de las Ciudades Patrimonio más importantes del mundo: Guanajuato y San Miguel de Allende.

Se suma que en un radio de cuatro horas hay conectividad con más de 5 millones de personas en los estados de Jalisco, Zacatecas, Guanajuato, Querétaro, San Luis Potosí y Aguascalientes.

Valverde Polin añadió que en Guanajuato tienen cuatro pilares primordiales de la economía: industria automotriz, calzado, agroindustria y el turismo, el cual aporta 9.7% al Producto Interno Bruto (PIB) estatal y donde la industria vitivinícola tendrá un gran peso.

estados@eleconomista.mx