Desde el 2006, China dejó de ser una competencia importante para la industria del plástico nacional, la cual ha recuperado una participación de 80% en el mercado local, aseguró Jesús Calderón Calderón, director de la empresa especializada en inyección de plástico, Food Keepers.

Pese a que los productos chinos afectaron considerablemente la industria del plástico, provocando inclusive el cierre de empresas, en la actualidad su participación ha venido a la baja.

No obstante, su presencia podría mantenerse si las autoridades no presionan a las grandes cadenas importadoras como Walmart, advirtió.

Explicó que Food Keepers se dedica a la fabricación de productos para el hogar y de temporada, como es el caso de juguetes en época navideña y algunos artículos escolares en verano.

En Querétaro, hay ocho empresas dedicadas a la fabricación de productos tanto para el hogar como de temporada con plástico, y ocupa a alrededor de 2,500 personas en el estado.

En el caso de Food Keepers, informó, cerró el 2013 con 30% de exportación a Centroamérica, el norte de Sudamérica (Colombia, Ecuador y Perú) y las Antillas, hacia República Dominicana y Puerto Rico.

La compañía ha logrado cerrar contratos con clientes en América Latina; sin embargo, aún no se ha concretado la entrada del producto a Estados Unidos.

Agregó que recurrirán a la asesoría de expertos, para lograr la apertura en el mercado del norte.

SITUACIÓN

En México,indicó Calderón, la industria del plástico importa 50% de su principal insumo, el polipropileno. El resto de la demanda del mercado nacional lo atiende una planta ubicada en Altamira, Tamaulipas. Su producción alcanza las 6,000 toneladas al mes.

Actualmente, en Veracruz se construye la que sería la fábrica más grande a nivel mundial para la producción del insumo; una inversión conjunta de Braskem y Grupo Idesa, lo que abre la posibilidad de que México sea exportador de polipropileno.

[email protected]