Algunas medidas que deberían implementar las entidades federativas para mitigar la crisis económica que derivaría por el Covid-19 son reducir o prorrogar el pago de impuestos locales, aumentar el apoyo a las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), acelerar la inversión pública y negociar obligaciones financieras, aseguró el presidente y socio fundador del despacho López Elías Finanzas Públicas, Pedro López Elías.

En entrevista con El Economista, el especialista explicó que las entidades han estado tomando una estrategia económica diferente a la Federación, destacando apoyo a mipymes y estrategias fiscales; sin embargo, precisó que si se quiere tener éxito, los gobiernos estatales deben redoblar esfuerzos.

“Las administraciones locales pueden hacer, y que ya han venido haciendo, es reducir más el pago de impuestos locales, prorrogar o condonar. El impuesto más importante que deben ver es el Impuesto sobre Nómina, que es la mejor forma de preservar el empleo”, acentuó.

Aseveró que las entidades ya están ayudando a las mipymes, pero para amortiguar más la crisis de salud tienen que acudir a fondos, “todos los estados tienen un fondo que se conoce con el nombre de los estados, por ejemplo Fondo Michoacán, y ahí las secretarías de Desarrollo Económico o las secretarías de Economía podrían acudir a ellos. Las mipymes generan más de 70% del empleo formal a nivel nacional”.

Refirió que con esos recursos hay que darle créditos con interés bajo a las mipymes, para que así los pueden pagar.

Además, López Elías explicó que se debe aumentar la inversión pública en este momento de la pandemia para generar empleos, “para ello se tiene que apostar por el sector de la construcción”.

“Cada vez, hay menos trabajadores de la construcción y éste es el momento ideal para reactivarla. Lo que tenemos que hacer es generar mayor infraestructura sanitaria, clínicas, hospitales, es una forma de reactivar la economía y se deja de perder empleos”, destacó.

Financiamientos

El presidente de López Elías Finanzas Públicas acotó que aproximadamente la deuda de los estados, municipios y sus entes públicos asciende a 600,000 millones de pesos, por ello, sugirió que los gobiernos estatales soliciten un plazo de espera por parte de la banca comercial.

“Que esperen un plazo prudente de cuatro a seis meses, hasta que la contingencia pueda revertirse. Hay que esperar el pago de capitales por este periodo, la ley no lo prohíbe y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público podría dar su visto bueno”, dijo.

Enunció que también las entidades deberían considerar extinguir sus fideicomisos públicos locales. “Otro tema que se puede hacer es que los estados que recibieron bonos cupón cero por parte de Banobras deben aprovechar lo que ya pagaron y así que se les rembolse”.

El experto expuso que las entidades con los mejores paquetes económicos para enfrentar la pandemia han sido Aguascalientes y Querétaro, debido a que son dos estados que antes de la contingencia ya contaban con finanzas sanas.

Durango, al igual que las entidades del norte del país, podría recibir recursos para hacer frente a la contingencia del Covid-19, informó el gobernador José Rosas Aispuro Torres, luego de reunirse a través de una videoconferencia con autoridades federales. Añadió que se acordó con el director nacional del Insabi, Juan Antonio Ferrer, levantar un inventario sobre la infraestructura disponible, quien se comprometió a entregar más insumos a las entidades para hacer frente al Covid-19.  

[email protected]