La integración de Jalisco a la Alianza Centro-Bajío-Occidente permitirá a la región contar con un destino de playa, lo que fortalecerá el sector turístico, además de la integración de la industria electrónica y agroindustrial, destacó el secretario de Desarrollo Económico de San Luis Potosí, Gustavo Puente Orozco.

“Con la integración de Jalisco al bloque Centro-Bajío que conforman Guanajuato, Aguascalientes, Querétaro y San Luis Potosí, la región se convierte en la zona que más aporta al Producto Interno Bruto (PIB) en el país”, sostuvo el secretario en el marco de la reunión de trabajo que se realiza en Guadalajara con funcionarios de los cinco estados e integrantes del Centro de Investigación y Docencia Económicas.

Puente Orozco señaló que dentro de esta reunión se establecieron las bases para definir los objetivos y estrategias comunes, además de analizar el aporte de cada una de las entidades a este bloque regional, como es el caso de la vocación manufacturera de San Luis Potosí, con proyectos globales como el de la armadora BMW, que recién arrancó operaciones formales.

Puntualizó que con los análisis se estudian las áreas de oportunidad en energía, educación, fortalecimiento del ingreso, entre otras.

La Alianza Centro-Bajío-Occidente nació como una propuesta que inicialmente planteaba la integración de Aguascalientes, Guanajuato, San Luis Potosí y Querétaro, pero a partir del 8 de mayo se incorporó Jalisco. El objetivo es generar un corredor de desarrollo en diversas vertientes, para forjarse como plataforma de producción y atracción de capitales.

Proporciones

Entre las principales metas de la Alianza Centro-Bajío-Occidente está la promoción de captación de inversiones en la región.

Durante el 2018, las cinco entidades captaron 7,119.8 millones de dólares de Inversión Extranjera Directa (IED), lo que representa 21.8% del total de capital extranjero que llegó al país y ascendió a 32,694.1 millones de dólares.

En el primer trimestre del 2019, las entidades de la alianza que más IED atrajeron fueron Jalisco (518.5 millones de dólares) y Querétaro (317.4 millones).

En cuanto a la distribución del PIB nacional, la región aporta 16.7%, ubicándose por debajo de la Ciudad de México (17.5%) y de la frontera norte (23.3 por ciento). Sobre la tasa de crecimiento económico, en los últimos años, la región promedio una variación de 4.4%, la más dinámica del país.

[email protected]