Guadalajara, Jal. Entre 4,000 y 4,500 restaurantes en Jalisco cerraron sus puertas de forma definitiva y 25,000 trabajadores del sector se quedaron sin empleo desde marzo del 2020 a la fecha, como resultado de las medidas de aislamiento social por la pandemia por Covid-19.

“Tiene que ver que, en ocho o nueve meses de pandemia, ya veían muy complicada su permanencia durante este año y esperaron a ver lo más que podían sacar durante el mes de diciembre incluso para poder liquidar a sus equipos de trabajo; pero estamos hablando que a estas alturas, alrededor de 4,000 o 4,500 restaurantes en el estado ya están cerrados de manera definitiva”, dijo a El Economista el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) en Jalisco, Aldo de Anda.

Explicó que el sector resultó afectado primero por la suspensión de actividades económicas; luego, por la disminución en la capacidad con la que pueden operar los establecimientos y por los posteriores botones de emergencia implementados en la entidad, que restringieron su horario de operación.

Durante las medidas de contención que se aplicaron en Jalisco del 25 de diciembre al 10 de enero pasado, si bien permitieron la operación de los restaurantes durante los fines de semana, se les obligó a cerrar sus puertas a las siete de la noche, situación que muchos establecimientos ya no pudieron resistir.

“Del 26 de diciembre al primero de enero, si bien nos limitaron el horario, el hecho de que la mayoría de nuestros clientes y en general la población se encontraran de vacaciones, permitió que la gente asistiera a los restaurantes a la hora de la comida. Sin embargo, ya la semana pasada, al reactivarse las actividades económicas y laborales, la gente tiene oportunidad de asistir a los restaurantes en el turno de la cena, pero cerrando a las siete de la noche, fue prácticamente imposible”, sostuvo el dirigente del sector.

Detalló que antes de las medidas de contención que entraron en vigor el 25 de diciembre, las ventas del sector estaban entre 70 y 75%, pero durante las tres semanas de restricciones, se desplomaron hasta 35 por ciento.

Proyecciones

El presidente de Canirac Jalisco indicó que la recuperación del sector podría darse hasta agosto del presente año, aunque ello, dijo, depende de diversos factores como la aplicación de la vacuna contra el coronavirus Sars-CoV-2.

De igual manera, pidió a las autoridades estatales no volver a restringir los horarios para el sector.

“Se ha demostrado ya por diversos estudios que los protocolos en los restaurantes funcionan y que no somos un foco de infección. En días pasados The Wall Street Journal publicó que del 100% de los contagios en el estado de Nueva York, a los restaurantes se atribuye el 1.4%, mientras que a las reuniones familiares y en casa se atribuye más del 70%”, puntualizó.

estados@eleconomista.mx