Entrevista. Marco Antonio Mena Rodríguez, gobernador de Tlaxcala.

Tlaxcala es el único estado del país sin deuda pública y es primer lugar nacional en crecimiento económico en los últimos dos años (tasa promedio de 4% anual).

Al respecto, el gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez dijo que uno de los objetivos de su administración es que Tlaxcala dinamice su economía sin contratar financiamientos, por lo que, ahondó, se ha implementado un plan enfocado en el cuidado de las finanzas públicas y en la atracción de inversiones.

“Estamos en buena salud financiera. En estos casi cuatro años de gobierno he sido muy cuidadoso, de no solamente apegarnos a las exigencias de la Ley de Disciplina Financiera, sino aprovechar al máximo la eficacia del gasto público y la atracción de inversiones”, aseguró en entrevista con El Economista.

El mandatario, cuya gestión comenzó el primer día del 2017, explicó que si bien reconoce que hay deudas que permiten que una entidad crezca, el motivo por el cual Tlaxcala no ha adquirido un financiamiento es que busca otro camino para lograr que su economía mejore.

“No creí, cuando inicié como gobernador, que de entrada lo que se necesitara era acudir a deuda. A veces tener deuda puede provocar falta de liquidez. Decidí que no íbamos a contratar deuda para que tuviéramos finanzas sanas y así destinar este dinero para otros rubros; por pagar deuda no atiendes ejes esenciales”, reiteró.

“Se ha dicho que Tlaxcala no puede tener deuda porque está prohibido en nuestra ley, pero no es así, la ley sí nos permite contratar deuda”, subrayó.

Mena Rodríguez expuso que su plan de gobierno se desarrolló bajo un planteamiento de ciclo económico de cinco etapas: atracción de capitales nacionales y extranjeros; generación de empleo formal; liquidez en la población local; detonación del mercado, y atracción de más inversionistas al ver la nueva dinámica.

“Nuestro plan de gobierno ha estado bajo la propuesta de un ciclo económico que desarrollamos, donde si logramos inversión el efecto inmediato es  la generación de empleo formal, el empleo formal también hace que las familias tengan ingresos, más liquidez, y con eso se genera un nuevo mercado; todo en conjunto provoca que haya más intereses de inversionistas, y la economía crece”, indicó.

Ejes

Sobre los ejes de su administración, el gobernador reiteró que son tres: mejorar el actual sistema de salud y la creación de un nuevo hospital general; lograr que toda la población acceda a programas educativos de alta calidad y que les genere mejores oportunidades laborales; empleo formal mejor pagado, rubro que se une con el segundo eje, y que también apuesta por la inversión de obra pública y la atracción de capitales nacionales y extranjeros.

“La obra pública tiene una lógica doble: por un lado, es para tener más infraestructura que ayude a ser más competitivos en términos económicos y atraer más inversiones; pero por otro lado, la inversión en obra pública también genera empleo formal”, subrayó.

“En varias décadas no se habían desarrollado obras de alto impacto. Por ejemplo, logramos la modernización de la carretera Tlaxcala-Apizaco, que tiene un flujo diario de 70,000 vehículos y que no solamente es muy importante para el estado, también conecta el Golfo de México con la capital del país”, destacó.

Al señalar la importancia de la inversión a infraestructura pública, el mandatario refirió que la atracción de inversiones se ha centrado en los sectores, considerados con más posibilidades de crecimiento económico: industria automotriz y de autopartes; industria química y producción de plásticos, e industria textil.

“Hemos tenido en los últimos tres años inversiones históricas por un monto de más de 1,400 millones de dólares, la inversión proviene de más de 20 países. La inversión que hemos recibido nos ha llevado a tener los niveles de empleo formal más altos. Fuimos el primer estado en crecimiento económico el año pasado y en empleo formal”, manifestó.

Panorama Covid-19

Mena Rodríguez puntualizó que este año ha sido difícil por el Covid-19 y el retraso de los recursos federales, aunque la entidad descartó adquirir deuda pese a este panorama, debido a los trabajos que se hicieron en años anteriores para tener una economía fuerte, donde se invirtió en obra pública y se crearon facilidades para la atracción de inversiones.

Por lo mismo, descartó que para el 2021 se adquiera deuda; en su lugar se aplicará un programa emergente de obra pública, además de que se darán más facilidades para la llegada de inversiones, aprovechando el T-MEC.

“Vamos a estar anunciando en las próximas semanas un programa emergente de obra pública para poder seguir incentivando creación de empleos formales y que quienes hayan perdido su empleo y estén relacionados con la industria de la construcción o servicios relacionados a esta actividad, puedan encontrar posibilidades”, aseveró.

“He platicado con los diputados para encontrar una forma de enfrentar los retos presupuestales del 2021 con menos dinero. Sí nos obliga a que ajustemos varios rubros”, definió.

“Sin duda alguna la llegada de inversiones ha compensado el retraso de recursos federales”, detalló.

“Trabajamos con empresas de Asia, que con motivo del T-MEC han visto en Tlaxcala una posibilidad. También, en las próximas semanas se anunciará la llegada de firmas estadounidenses”, recalcó.

Sobre el plan de ayuda para las empresas, el gobernador exteriorizó que gestionaron dos fondos, uno para mipymes, con 50 millones de pesos, logrando conservar 6,700 empleos formales; mientras que el segundo, donde apoyó Nafin, fue para empresas grandes, con una bolsa de 155 millones.

“No es momento de discutir el pacto fiscal”

El gobernador de Tlaxcala, Marco Antonio Mena Rodríguez, expuso que respeta la postura de los estados que conforman la Alianza Federalista y su salida de la Conago, sin embargo, difirió de que sea momento de discutir el pacto fiscal, “en realidad los estados deberían centrarse en ejercer de manera adecuada el gasto público, además de que se deben rediseñar los propuestos locales”.

“Nuestra discusión si bien es importante e interesante, debe concentrarse en el gasto público y diseño de presupuesto. Centrarnos en cómo gastamos mejor, que beneficie a la gente”, recalcó.

estados@eleconomista.mx