Descentralizar los recursos públicos, renovar la distribución de participaciones entre los estados y municipios, así como mejorar los mecanismos para fiscalizar los recursos subnacionales, son las propuestas de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) para que puedan mejorar las condiciones financieras de las entidades federativas.

En el arranque de la gira virtual Coparmex en Tu Estado, el presidente nacional del organismo, Gustavo de Hoyos, explicó que si bien desde el 2016 han solicitado que se celebre una Convención Nacional Hacendaria que permita revisar a fondo las distintas variables del pacto fiscal, con la llegada del Covid-19 se ha agudizado esta necesidad.

“Para la Coparmex es una gran prioridad que se pueda dar final al centralismo asfixiante, que justamente viene deteriorando la gobernanza, particularmente la condición financiera de los estados y municipios”, sentenció.

Expuso que la primera propuesta, de descentralizar los recursos públicos, busca una mayor distribución de recursos a los estados y municipios. Por ello, se tendría que aumentar el porcentaje de asignación, pero considerando una transición gradual para evitar una desestabilización de las finanzas públicas; puso como ejemplo que el gobierno federal se lleva 80% de la recaudación federal participable y por lo mismo, se busca reducir este porcentaje.

El argumento es que estados y municipios tienen una relación más cercana con las necesidades de la sociedad, por lo que deberían contar con más recursos que les permitirá atender los pendientes “de forma más inmediata y con más precisión”.

La segunda propuesta, que es renovar la distribución de participaciones entre los gobiernos locales, se debe a que actualmente la fórmula de distribución “termina ponderando en mayor medida un concepto poblacional”.

“Necesitamos modernizar la fórmula para incentivar mejores prácticas en las finanzas públicas subnacionales a través de los siguientes componentes: justicia fiscal, premiar a las entidades que más aportan a la recaudación federal; transparencia, premiar a las entidades que realizan esfuerzos por transparentar sus finanzas públicas y esfuerzo y eficiencia recaudatoria, promover la recaudación local, así como su capacidad recaudatoria”, ahondó Gustavo de Hoyos.

El tercer eje consiste en mejorar los mecanismos para fiscalizar los recursos subnacionales, esto parte de la premisa que desde el 2003 se han acumulado 284,000 millones de pesos de gasto federalizado que aún están pendientes por aclarar o recuperar.

A revisión

En tanto, el presidente de Coparmex Aguascalientes, Raúl González Alonso, refirió que la estrategia del organismo nacional de la gira virtual Coparmex en Tu Estado tiene como objetivo revisar los planes de reactivación económica y retos de cada estado del país.

Pronunció que también se “busca darle fin al centralismo y reafirmar la urgencia de un acuerdo nacional fiscal”.

Gustavo de Hoyos calificó de positivo que en la última reunión de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) con el secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Arturo Herrera Gutiérrez, hayan acordado revisar el pacto fiscal.

“Hay un grupo, de la Alianza Federalista, de 10 gobernadores que han señalado con mayor claridad la necesidad de revisar el pacto fiscal, nosotros lo venimos haciendo desde hace varios meses, y desde luego celebramos cualquier paso en esa dirección”, reiteró.

Sin embargo, acotó que esta reunión tiene que darse lo más pronto posible, ya que por la pandemia las finanzas públicas estatales se han empobrecido más.

Participaciones, en tiempo y forma

No habrá recursos adicionales para los gobiernos estatales: AMLO

De acuerdo con el Ejecutivo federal, se pagan 700,000 millones de pesos para pagar la deuda de pasados gobiernos, así como 800,000 millones para el pago de pensiones.

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, advirtió que no habrá dinero adicional para los gobiernos estatales, pese a una posible amenaza de salirse de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago).

Aunque explicó que la reunión celebrada con la Conago en San Luis Potosí fue “muy buena” y que sí llegaron acuerdos específicos, señaló que “no sé puede transferirles más dinero, porque la Federación debe responder a compromisos adquiridos como la deuda”.

Durante la conferencia matutina agregó que se pagan 700,000 millones de pesos para la deuda de pasados gobiernos, así como 800,000 millones para el pago de pensiones, y en ambos casos va creciendo.

Además, reiteró que a los estados se les manda puntualmente sus participantes federales. “No podemos darles más porque también el gobierno federal tiene que enfrentar la crisis, ¿qué les recomendé? Que se haga un esfuerzo para no permitir la corrupción y poder liberar fondos, hacer un esfuerzo para acabar con los privilegios de los altos funcionarios públicos, austeridad republicana”, puntualizó López Obrador.

Indicó que si lo gobernadores se ponen de acuerdo para revisar la fórmula en el reparto de los recursos de la Federación “y nos dicen ahora queremos que la distribución se haga de esta manera´, yo no me opongo, pero objetivamente, los que vayan a recibir menos no van a estar de acuerdo”.

Caen ventas de útiles escolares en la CDMX

El presidente local de la Canaco, Nathan Poplawsky Berry, estimó que los ingresos de ventas en la capital del país por el inicio del nuevo ciclo escolar descendieron 48%, ya que pasaron de 5,040 millones de pesos en el 2019 a 2,621 millones este año. Precisó que se debió a la nueva forma de aprendizaje desde los hogares (donde destaca la creación del programa Aprende en Casa de la SEP y en el que participan seis televisoras privadas y públicas) y a las restricciones establecidas de las ventas físicas que implicaron un menor consumo de material escolar, calzado y uniformes. Otro factor que se sumó es que la pandemia dejó estragos importantes en el bolsillo de la mayor parte de los ciudadanos, ya sea porque perdieron sus empleos o liquidez.

estados@eleconomista.mx