Cancún, QR. El Parque Industrial con Recinto Fiscalizado Estratégico, los estímulos contemplados en el decreto de Zona Libre para Chetumal y el hecho de ser región fronteriza, convierten al sur de Quintana Roo en una región de oportunidades para el comercio exterior, principalmente hacia los mercados centroamericano y caribeño.

Así coincidieron los participantes de la 49 Reunión Anual de la Agrupación Mexicana de Vistas Aduanales celebrada en las instalaciones de la Cámara Nacional de Comercio Servicios y Turismo (Canaco-Servytur) de la capital del estado.

El presidente del organismo empresarial, Juan Jaime Mingüer Cerón, recordó que históricamente Chetumal ha sido una ciudad cuyo desarrollo económico estuvo sustentado en el comercio exterior, y añadió que “actualmente existe la oportunidad de aprovechar los estímulos federales, estatales y municipales y convertir nuevamente a Chetumal en la plataforma para la importación y exportación de productos”.

El subsecretario de Planeación Económica, Rolando Navarro, señaló que la estrategia es convertir al Recinto Fiscal Estratégico en eje del desarrollo económico con una mayor participación de las empresas locales en el comercio exterior, viendo hacia los mercados centroamericano y caribeño, cuyo valor es de 131,000 millones de dólares al año.

Informó que el gobierno estatal ha sumado otros incentivos relacionados con 3% sobre nóminas, facilidades en manifestaciones de impacto y trámites ante el Registro Público de la Propiedad, así como los estímulos municipales, como apoyos en licencia de construcción y Predial, con lo cual aseguró que se conforma un paquete de incentivos para atraer inversiones a Chetumal.

Coincidió en que este paquete de estímulos y la conjunción de proyectos de infraestructura generan las condiciones idóneas para que la capital de Quintana Roo sea un centro exportador de mercancías, así como un punto para el establecimiento de nuevas industrias que puedan aprovechar las ventajas que otorgará el producir bienes y servicios desde las naves industriales que en breve se pondrán a disposición de los inversionistas en el parque industrial.

Puesta en marcha

Rosa Elena Lozano Vázquez, titular de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sede) de Quintana Roo, adelantó que ya se prepara la puesta en operación del Recinto Fiscalizado Estratégico (RFE) para inaugurar las primeras cuatro naves a finales de agosto de este año.

“Este proyecto incrementará las posibilidades de inversión local, nacional y extranjera, ya que al consolidarse el RFE las empresas lograrán la disminución de tiempos y costos logísticos, así como el diferimiento de pago de los impuestos de comercio exterior”, explicó.

El parque industrial se encuentra en una ubicación estratégica: la Zona Libre de Chetumal, la cual en un radio de 1,500 kilómetros tiene acceso a un mercado de más de 200 millones de consumidores, considerando ciudades centroamericanas.

Lozano Vázquez informó que han sostenido reuniones de trabajo con el titular del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) Rogelio Jiménez Pons, para la vinculación del Tren Maya con el RFE para desarrollar la estación de mantenimiento al material rodante, así como con el Aeropuerto Internacional de Chetumal para mejorar la terminal de pasajeros.

Beneficios para inversionistas

Al inicio de la actual administración del gobernador Carlos Joaquín González se anunció que el gobierno del estado otorgará subsidios de 100% en el pago del Impuesto sobre Nómina, Tenencia vehicular, refrendo de licencias de bebidas alcohólicas, pago de derechos, servicios del registro público de la propiedad, entre otros estímulos a los inversionistas que se establezcan en el parque industrial.

El proyecto tiene como objetivo incrementar la contribución del estado al desarrollo exportador del país, impulsar la productividad del sector industrial, preservar y generar empleos directos e indirectos y crear nuevas cadenas de productividad que impacten en la región.

La primera etapa del RFE de Chetumal, que equivale a una inversión total de 1,303 millones de pesos, se subdivide en la fase A (Industria Ligera) y B (Recinto Fiscalizado Estratégico) dirigido a la atención a las empresas estratificadas como pequeñas y medianas con las primeras cuatro naves, a inaugurarse tentativamente a fin de este mes.

La mejora de competitividad de las empresas será a través de un régimen aduanero especial con incentivos y beneficios creados por el estado, destacando la certificación inmediata de IVA/IEPS y el derecho de trámite aduanero (DTA) de 1.76 al millar para activo fijo.

Impacto regional del Tren Maya

Sobre el potencial exportador de la zona sur de Quintana Roo y su vinculación con los proyectos de infraestructura del gobierno federal, en marzo del 2020 se presentó un estudio que anticipa que el impacto del Tren Maya y del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec, será equivalente o mayor al del canal de Panamá dada la movilización de mercancías que se prevé

“El Tren Maya y el Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec, todos ellos articulados por la conexión de las ferrovías y carreteras, por la red de puertos y por las actividades económicas proyectadas para la zona, particularmente el traslado de carga y los procesos de manufactura previstos o previsibles, como el Parque Industrial de Chetumal y el resto de los que se encuentran en el referido corredor”, refiere el estudio Territorios Mayas en el Paso del Tren, situación actual y riesgos previsibles, del Conacyt.

“Dicha articulación convertiría a la zona en un hub de competencia mundial equivalente al de Panamá”, señala el análisis.