En México la recaudación de la cerveza se ha calculado con base en un esquema ad valorem (según el valor): entre más caro es el producto, mayor es el pago de impuesto. Este esquema, advirtió la Asociación de Cerveceros de la República Mexicana (Acermex), es erróneo, dado que las cervezas artesanales son más costosas, frente a las industriales que tienen una producción en escala.

La determinación de un impuesto basado en una cuota fija para la cerveza mexicana se vislumbra como una de las principales demandas de las cervecerías artesanales, con el fin de equilibrar el pago de gravámenes frente a la producción en serie.

De acuerdo con la propuesta, la cuota fija se determinaría con base en los litros comercializados y la recaudación por concepto del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS).

En el centro del país, la Asociación de Cerveceros Independientes de Querétaro (ACIQ) se ha sumado a la propuesta que coordina la Acermex y que ha sido presentada ante la Secretaría de Economía (SE) y legisladores.

La presidenta de la ACIQ, Miriam Rodríguez García, explica que el sector pugna por el pago justo de impuesto. Contrario a equipararse con productos como el vino, mezcal o la misma cerveza industrial, éste busca generar condiciones equitativas en el pago de impuestos.

Rodríguez García ve factible que la propuesta avance este año hacia una aprobación, que tenga alcance y aplicación nacional.

La Acermex expone que el IEPS para la cerveza artesanal es de 1,000 pesos por hectolitro, mientras que para las cerveceras industriales es de 300 pesos.

La asociación mexicana estima que en el 2012 se recaudaron 21,000 millones de pesos y se produjeron 68 millones de hectolitros, por lo que la cuota fija promedio se establecería en 3.5 pesos por litros.

Impacta en ganancia

Paralelo al alto pago de impuestos, los productores observan una contracción en sus utilidades, dado que una amplia fracción de éstas se eroga en impuestos. La presidenta de la ACIQ detalla que quienes producen un promedio de 3,000 litros una tercera parte (1,000 litros) pagan en impuestos.

Lejos de la competencia en el mercado

La cerveza artesanal se enfrenta a marcas comerciales contra las que es difícil competir ante el costo accesible que presentan las segundas por su proceso de producción industrializado. De acuerdo con la Asociación de Cerveceros Independientes de Querétaro (ACIQ), el precio de una botella de cerveza artesanal es entre 40 y 50% mayor al de una comercial.

Miriam Rodríguez, presidenta de la asociación, añadió que los volúmenes de producción es una de las variables que influye en el precio final del producto: mientras que los artesanales producen por piezas y con insumos de importación, los industriales lo hacen en serie, lo que les facilita tener un menor margen que erogan en costos de producción.

Hay quienes dicen que no la consumen porque es cara, pero si compito con una cerveza que cuesta 25 pesos (...), para nosotros entre los costos de producción, los impuestos, etcétera, el precio al consumidor queda en 40 a 50 pesos, cuando es directo del productor , comentó.

La Asociación de Cerveceros Independientes de Querétaro integra a una decena de empresas: ocho productoras de cerveza, una empresa dedicada a equipamiento y otra más a la venta de insumos.

A través de los integrantes de la ACIQ se producen cerca de 40,000 litros de cerveza al mes, estimó la presidenta.

Entre los socios, les anteceden de uno a cuatro años de haberse iniciado en la producción de cerveza artesanal.

En Querétaro hay alrededor de 16 cervecerías, además de quienes se han iniciado en la producción casera de cerveza, lo que suma a cerca de 10 emprendedores, destacó Miriam Rodríguez. ?

[email protected]