La sequía y la importación de carne de cerdo de Estados Unidos ha provocado una caída superior a 25% en la porcicultura y la desaparición de 45 de 105 productores en los últimos dos años, afirmó Jorge Martínez Gutiérrez, presidente de la Unión Regional de Porcicultores.

Explicó que la crisis de la porcicultura en Nuevo León inició desde que el maíz y el sorgo, que utilizan los productores como alimento para los cerdos, comenzaron a ser adquiridos para la generación de biocombustible, lo que desató una escalada en su costo.

Sin embargo, la situación se complicó para los porcicultores con el incremento de hasta 54% en las importaciones de carne de cerdo del país vecino del norte en los últimos tres años.

No es negocio la producción de carne de puerco, nos están pagando un precio inferior a 18 pesos el kilo de puerco en pie, cuando en diciembre su costo estaba en 24 pesos , comentó.

Destacó que el saldo de la sequía para ese sector es la disminución en el número de productores porcicultores, que pasó de 105 en el 2007 a solamente 60 en la actualidad.

En los últimos seis años, en la entidad algunos porcicultores han vendido sus granjas , agregó.

La Cuaresma -dijo- fue otro factor que afectó al consumo.

APOYO INSUFICIENTE

A través de la Unión Regional de Porcicultores, los productores de carne de cerdo han informado a las autoridades de la situación por la que atraviesan y han solicitado apoyos; sin embargo, no han recibido la ayuda suficiente.

La Corporación para el Desarrollo Agropecuario de Nuevo León ha entregado apoyos a ese sector de entre 500,000 y 600,000 pesos para que sean destinados a la población de las granjas de cerdos, principalmente, para a las reproductoras de vientres.

En el caso de los porcicultores, los costos de producción aumentaron considerablemente, toda vez que el maíz representa 75% del alimento de los cerdos.

LO QUE LA INFLUENZA SE LLEVÓ

Según indicadores de ese sector, la crisis epidemiológica de la influenza, que en un principio fue asociada a la carne de cerdo, provocó pérdidas estimadas de 150 millones de pesos para la porcicultura de Nuevo León, que a la fecha no han podido ser superadas.

En el 2008 y principios del 2009, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Economía de Nuevo León, esta entidad registraba una capacidad de producción de 30,000 cabezas de ganado porcino al mes.

EN NÚMEROS

Panorama difícil para la producción

  • 54% aumentaron las importaciones de carne de cerdo de Estados Unidos, lo que complicó el negocio porcícola.
  • $18 es el costo actual que se paga a productores por kilo de cerdo en pie, cuando en diciembre era de 24 pesos.
  • 75% de los costos de producción del sector corresponde a la compra de maíz, que es el principal alimento en las granjas.

atorres@eleconomista.com.mx