La Ciudad de México aún no tiene fecha fija para pasar al color amarillo del semáforo epidemilógico, como lo hizo Campeche; para poder efectuar la transición, primero se tendrá que ver el impacto que se dio por la apertura de actividades en la etapa naranja, además de que se necesita cooperación entre todos los ciudadanos, dijo la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo.

Este fin de semana en videoconferencia, la mandataria capitalina expuso que si bien la capital del país lleva ocho semanas en color naranja, aún no se ha realizado una proyección de fechas sobre cuándo la capital podrá pasar al color amarillo, esto porque aún falta ver todos los efectos por la apertura de actividades.

“Es difícil hacer una proyección de cuándo pasaremos al semáforo amarillo, tenemos que ver cuál es el impacto de la apertura de diferentes actividades. Como saben, aún cuando llevamos ocho semanas en el semáforo naranja, son muy distintas las actividades que se permitieron al principio del semáforo que ahora hacía este periodo”, reiteró.

Sheinbaum Pardo manifestó que por lo mismo se tomó la decisión de que en la semana del 17 al 23 de agosto no se abrirá ninguna actividad adicional.

“Esta semana ya no abriremos ninguna actividad adicional para ver el impacto de las que abrimos la semana pasada, pero como saben, la semana previa abrimos albercas, cines y museos y si seguimos en esta reducción la próxima semana, aún cuando estemos en semáforo naranja, abriremos otras actividades”, recalcó.

En paralelo, a través de un video publicado en redes sociales, la mandataria capitalina precisó que  para que pueda hacerse un cambio al color amarillo, se necesita cooperación; por lo mismo, hizo un llamado a la población a seguir las medidas sanitarias para prevenir contagios.

“Si seguimos con la cooperación de todas y todos, espero podamos pasar al semáforo amarillo muy pronto”, aseguró.

Aplaude coordinación

La mandataria capitalina afirmó que debido a que los mandatarios estatales y el gobierno federal lograron un consenso, ya hay mayor coordinación con el semáforo epidemiológico, por lo mismo hay un clima de mayor certidumbre hacia dónde van las entidades.

“Ha estado trabajando muy intensamente la Secretaría de Salud del Gobierno de México con todos los estados de la República a través del Consejo Nacional de Salud (...) Yo creo que se están fortaleciendo los indicadores de los semáforos (...) Los estados también y la Ciudad de México tendremos también la posibilidad de definir si vamos más adelante o más atrás”, recalcó.

estados@eleconomista.mx