Querétaro, Qro. Tras los efectos de la pandemia de Covid-19 la industria local experimenta un alza en costos logísticos por la importación de materias primas, lo que ha implicado que se disparen los costos de producción.

El presidente del Clúster de Plásticos de Querétaro, Arturo Nava Guerrero, explicó que la pandemia generó una alta demanda de artículos producidos en Asia, lo que elevó los requerimientos e incide en que se impulsen a alza los precios de traslado de materias primas desde ese continente, escalando de un costo promedio de entre 2,000 y 2,5000 dólares a entre 12,000 y 14,000 dólares por contenedor.

“Los desafíos que tenemos son en materias primas. La situación que existe en que los contenedores, los costos de los fletes (marítimos) de Asia a América son una locura, eso hace que haya un encarecimiento; hay una situación crítica porque los costos se fueron a las nubes”, refirió.

Para la industria del plástico estas variaciones han significado aumento de 50 a 100% en sus costos de producción, debido principalmente al aumento en fletes de importaciones de resinas y polímeros.

Sin embargo, se trata de afectaciones que también impactan a otras industrias, pues las alzas también se experimentan en la importación de acero, entre otras materias primas.

"No sólo a nosotros nos ha apegado, pues el acero se ha encarecido, en sí la demanda de materias primas a nivel global se ha incrementado y por obvias razones: hay demanda y los precios empiezan a subirse, porque no se tenían las capacidades instaladas”, destacó el presidente del clúster.

En este fenómeno también influyen lapsos de confinamiento y cambios de hábitos tras la pandemia, toda vez que se potenció la demanda de bienes domésticos, ejerciendo una importante presión sobre los proveedores a nivel global, incluyendo a México.

“Al tema de los contenedores, súmale al otro factor, el de la demanda que existe, es decir, con todo el tema pandemia se incrementó el consumo en casas, me refiero a que la gente empezó a cambiar electrodomésticos, escobas eléctricas, cambiar televisiones (...) porque de alguna manera el no poder salir, se transformó hacia adentro de la casa. Ese gasto interno que se generó en Estados Unidos nos empezó a demandar a todos los proveedores globales, llámale a Asia, nosotros en México como transformadores, empezó a generar tipos de demanda”, expuso.

Área de oportunidad

Frente a esta coyuntura se visualiza un proceso de sustitución de importación, situación que beneficiaría a México y particularmente a un estado como Querétaro, toda vez que en Estados Unidos se busca reducir la dependencia que mantiene con las importaciones asiáticas, lo que avizora oportunidades para que productores migren hacia estados mexicanos.

“Sí es un desafío el tema de materias primas, sí es un desafío el tema de contenedores y se nos abren (oportunidades) a nosotros como país estratégico –México y en especial nuestro estado– porque viene un proceso de sustitución de importaciones para Estados Unidos (...) Hoy en día empiezan a ver gradualmente cómo fabricarlas en México, para reducir tiempos de entrega, fluctuaciones, costos de entrega”, destacó.

Particularmente la industria del plástico se encuentra en un proceso de recuperación en los nichos afectados por la pandemia. Mientras el rubro de bienes de consumo sigue creciendo, hay empresas que siguen afectadas por responder sólo a la industria automotriz, la cual pasa por un bache constante ante el déficit de semiconductores.

estados@eleconomista.mx