Guadalajara, Jal. Aunque el gobierno de Jalisco no suspenderá de golpe toda actividad económica en el estado, es inminente la aplicación del Botón de Emergencia que restringirá la operación de los sectores que generan aglomeración de personas, debido al creciente número de contagios de Covid-19.

A través de un mensaje en sus redes sociales, el gobernador Enrique Alfaro informó que los dos indicadores establecidos para accionar el Botón de Emergencia van en aumento y, aunque este domingo todavía no alcanzan el límite establecido, “es evidente” que lo harán en el transcurso de la próxima semana.

“Los dos indicadores que la Mesa de Salud definió para la activación del Botón de Emergencia han llegado a un punto crítico”, afirmó el mandatario al detallar que el índice de contagios del virus Sars-CoV-2 hasta este domingo, es de 396.7 por cada millón de habitantes, cuando el tope para activar el botón es de 400 contagios por cada millón de habitantes.

“No pasamos el límite, es cierto, pero es evidente que lo haremos la semana próxima porque la tendencia no se ha revertido. El 22 de octubre alcanzamos el récord histórico de casos activos con 4,343; el 23, se rompió el récord histórico de casos confirmados con 900”, refirió.

En tanto, la ocupación hospitalaria se encuentra en 24.4%, mientras el límite para accionar el botón es alcanzar 50% de camas ocupadas. Además, esta semana, tres de cada diez casos activos van al hospital mientras hace un mes, sólo uno de cada diez requería hospitalización.

Ante ello, Alfaro Ramírez adelantó que, dependiendo de las estadísticas que se tengan el próximo martes, para el miércoles dará a conocer si se acciona el Botón de Emergencia en cuyo caso, las restricciones de movilidad aplicarían a partir de la noche del viernes 30 de octubre.

Restricciones

Tras aclarar que “no podemos volver a parar las actividades económicas”, el mandatario explicó que el Botón de Emergencia es un mecanismo para frenar únicamente las actividades que generen aglomeraciones y las recreativas.

“El Botón de Emergencia no es para que la gente deje de trabajar sino para que la gente deje de pasearse y de reunirse por ocio y por diversión”, subrayó.

Explicó que la medida duraría 14 días durante los cuales, se suspenderán actividades durante las noches y durante los próximos dos fines de semana.

“Sábado y domingo se suspenden actividades en todo el estado, salvo en Puerto Vallarta donde sólo aplicaría la suspensión nocturna de actividades los 14 días”, dijo Enrique Alfaro.

En tanto, las actividades industriales con procesos de producción continuos, podrán operar durante los 14 días y también durante la noche, siempre y cuando cuenten con transporte de personal propio.

estados@eleconomista.mx