El gobernador del Estado de México, Alfredo Del Mazo, dijo que la entidad lleva siete semanas con índices a la baja en el ritmo de contagios y disminución en hospitalizaciones por Covid-19.

Informó que las próximas dos semanas, el Estado de México seguirá en semáforo naranja, debido a que en la entidad se ha logrado equilibrar la apertura de actividades económicas con el cuidado de la salud.

“Esto significa que estamos logrando el equilibrio entre el cuidado de la salud, que es una prioridad, y la reactivación económica. Este logro es muy importante porque nos permite seguir avanzando".

“Durante las próximas dos semanas seguiremos en semáforo naranja, esto nos permite continuar con las actividades económicas de manera muy responsable”, precisó.

A través de un mensaje en sus redes sociales, Alfredo Del Mazo recordó que se han retomado la mayoría de las actividades, como la apertura de los pequeños negocios, restaurantes, hoteles, centros comerciales, tiendas departamentales, cines, teatros, museos, deportivos, gimnasios, entre otros.

En este sentido, sostuvo que el regreso paulatino de las actividades ha permitido ayudar a la economía de las familias.

“Ya vimos que sí es posible retomar nuestras actividades y seguir disminuyendo el ritmo de contagios y de hospitalizados. De continuar así, pronto podremos cambiar al semáforo amarillo”, afirmó.

Del Mazo Maza indicó que otras acciones que se han impulsado para reactivar la economía y apoyar a las familias mexiquenses, son la entrega de microcréditos para los pequeños negocios, los cuales generan la mayoría de los empleos.

Asimismo, puntualizó que para proteger las fuentes laborales se apoya a las grandes empresas e industrias, para que salgan adelante, además de otorgar apoyos sociales a las familias más vulnerables.

“Para que la reactivación de nuestra economía pueda acelerarse, necesitamos todos seguir actuando de manera muy responsable, también es necesario mantener y fortalecer los apoyos a las familias más vulnerables, por eso seguimos entregando apoyos sociales como las canastas alimentarias y el apoyo al desempleo que se entregan a las familias más afectadas”, manifestó.

Alertó que para evitar regresar al escenario de más alto riesgo de contagios, la ciudadanía debe actuar de manera responsable, sin relajar las medidas sanitarias de prevención.

“Estamos frente a un gran reto y la mejor manera de enfrentarlo es hacerlo juntos, cuidando la salud y apoyando la economía familiar, estamos en el punto donde debemos de seguir cuidándonos para seguir avanzando”, señaló.

jmonroy@eleconomista.com.mx