Querétaro, Qro. Frente a los cambios que la Federación ha implementado en programas del sector agropecuario, productores locales enfrentan un complejo panorama que afecta en primera instancia a los pequeños productores, aunado a que se han detenido algunos proyectos.

El presidente de la Unión Ganadera Regional de Querétaro (UGRQ), Alejandro Ugalde Tinoco, refirió que este sector analiza sumarse a las manifestaciones de inconformidad que han llevado a cabo diversas organizaciones nacionales y que incluso han significado bloqueos carreteros.

La semana pasada, campesinos bloquearon carreteras federales de 25 entidades del país y protestaron por las medidas de austeridad y falta de recursos para el sector.

El presidente del Consejo Nacional Agropecuario, Bosco de la Vega Valladolid, mencionó que el presupuesto 2019 para la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) quedó en 65,435 millones de pesos para este año (12% menos respecto al 2018), además, “el asunto es que no fluyen los recursos con la velocidad que necesitamos”.

Los pequeños productores (que tienen menos de 10 cabezas) son el segmento más vulnerable, al representar hasta 70% de los 17,000 ganaderos contabilizados en Querétaro.

“Veremos los ganaderos si nos vamos a sumar con el sector del campo, porque no vamos a permitir que quiten los recursos; a nosotros como Querétaro, (el gobierno federal) nos marcó como un estado no prioritario para este 2019 y nos hemos visto afectados, nos mandaron nada más 40 millones de pesos para el sector agropecuario”, pronunció Ugalde Tinoco.

Las afectaciones, señaló, también se han presentado en el programa que rige al sistema de identificación de ganado, por medio del cual el año pasado se recibió una bolsa de 1 millón de pesos, misma que actualmente es de 400,000 pesos.

De acuerdo con el presidente de la UGRQ, se destinó al estado una bolsa de 40 millones de pesos federales, cantidad que —dijo— resulta insuficiente para atender las necesidades de los productores, además de ser menor a la recibida en años anteriores.

Ejemplificó que tan sólo en el sector pecuario, en el estado se contabiliza a 17,000 productores, por lo que con dicha bolsa únicamente recibirían un apoyo cercano a 2,300 pesos para el ejercicio fiscal.

“Eso habla de que no hay quien pudiera invertir en el sector (...) Voy a hacer un balance a finales de año para ver toda la afectación que hubo por haber quitado todos los programas que se trabajaban con autoridades federativas, principalmente con un programa que nos ha ayudado mucho que era el Fomento Ganadero”, mencionó.

Asignación

Para el ejercicio fiscal en curso, precisó que se contabiliza una bolsa de cerca de 80 millones de pesos (entre 40 millones federales y 40 millones estatales), lo que representa una reducción de 50% frente a los cerca de 160 millones de pesos que se pactaron en el 2018.

Según datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, en el Presupuesto de Egresos de la Federación, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación recibió en el 2018 un presupuesto de 72,125 millones de pesos, mientras que a la Sader se le asignaron 65,435 millones para el ejercicio fiscal en curso.

En este escenario, se buscará tener encuentros con los diputados federales para plantear que en el próximo presupuesto para el 2020 se designe una mayor partida presupuestal al sector.

La unión plantea diversas estrategias e iniciativas para generar recursos propios que serán destinados para el desarrollo de proyectos que no serán costeados a través de fondos públicos.

[email protected]