Unas 10 mil familias de Nuevo Laredo, Tamaulipas, resultaron damnificadas por las inundaciones registradas en esta frontera la semana anterior, de acuerdo al censo elaborado en las zonas afectadas por parte del ayuntamiento local.

 

Al respecto, el presidente municipal, Enrique Livas Cuéllar, resaltó que fueron un total de 20 los sectores afectados, ante lo cual estimó que las labores de limpieza tomarán dos semanas más. Agregó, ya se ha iniciado en buena medida con la reconstrucción de las colonias.

 

Manifestó que hasta el momento no se han terminado de contabilizar los hundimientos de algunas arterias de la ciudad, así como los daños a algunas plantas potabilizadoras de la Comisión Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Comapa).

 

“La Comapa registró daños en 25 diferentes puntos, para lo cual requerirán un gasto aproximado de poco más de cinco millones de pesos para solucionar las afectaciones”, dijo.

 

Precisó que algunos de los sectores afectados fueron los de Fovissste, Benito Juárez, Campanario, Los Fresnos, Lomas del Río, Anáhuac, Valles de Anáhuac, Victoria, Nueva Era, Buenavista, entre otras, en donde de inmediato se trabajó en desfogarlas, labores que concluyeron el sábado anterior.

 

Enfatizó que la Comapa, la Secretaría de Obras Públicas, Servicios Primarios, Sistema DIF y Protección Civil coordinan acciones esfuerzos para sanear los hogares de las familias afectadas, habilitar comedores comunitarios y entregar enseres domésticos.

 

Posteriormente, el alcalde de Nuevo Laredo informó que Alrededor de 120 funcionarios municipales de esta ciudad, entre ediles, secretarios y directores de departamento, aportarán un 25 por ciento de su salario mensual en apoyo a las familias damnificadas por las inundaciones que afectaron esta frontera la semana anterior. Con lo que se espera recaudar un mínimo de 750 mil pesos, detalló. 

 

abr