Playa Chahué es una de las 36 playas que se encuentra en el municipio de Santa María Huatulco, en Oaxaca, y la única de ese estado que cuenta con la certificación internacional Blue Flag, que es un reconocimiento otorgado por la Fundación Europea de Educación Ambiental a las costas y marinas con criterios de calidad, seguridad, educación e información.

En esta playa, Caja Popular Mexicana, la sociedad cooperativa de ahorro y préstamo (socap) más grande del país, ayuda al mantenimiento de la costa, con un programa de señalización que ayuda a cumplir con los criterios de educación, información y seguridad, requeridos para dicha certificación.

De acuerdo con Daniel Arellanes García, integrante de la Gerencia del Comité de Playas Limpias de Santa María Huatulco, Caja Popular Mexicana es parte de un grupo de empresas y organizaciones de la sociedad civil que trabajan en conjunto para el saneamiento de las playas de dicho municipio.

“Tenemos diferentes metas como comité, por ejemplo, el monitoreo y calidad del agua; trabajamos en un programa de conservación de tortugas marinas, escenarios de educación ambiental, entre otros”, detalló Arellanes García en entrevista.

“Con Caja Popular Mexicana, trabajamos en conjunto —añadió. La cooperativa donó señaléticas, lo cual era importante para esta playa Chahué, ya que carecía de ellas y por ende de acceso a la información (...) Contar con este tipo de vinculación es realmente importante, siempre buscando el beneficio de la sociedad y nunca dejar de lado cuidar el ambiente”.

Arellanes García explicó que las acciones que se concretan en Chahué también se replican en otras playas de la región, por ejemplo, en El Órgano, la cual tiene la certificación de playa Limpia y Sustentable.

Según el integrante del Comité de Playas Limpias de Santa María Huatulco, con este trabajo que se realiza entre organizaciones de la sociedad y la Iniciativa Privada, se puede ayudar a combatir problemas como el de la caza de la tortuga marina.

“Comenzamos a recuperar los espacios para la nidación de tortugas marinas. Actualmente trabajamos para 12 playas monitoreando tortugas marinas y, en Santa María Huatulco, registramos cuatro de las seis especies que hay en México (...) En playa Chahué siempre se ha buscado el equilibro entre la conservación de las especies y las actividades turísticas”, comentó.

Trabajo en la región

El Grillo Marinero es uno de los restaurantes más famosos de la región de Santa María Huatulco. Fundado en 1991 por Agusberta Cruz Vásquez, mejor conocida como doña Pola, el restaurante se ha ganado el gusto del público por sus platillos de mariscos.

De acuerdo con doña Pola, parte del éxito de El Grillo Marinero, además de su sazón, se debe al apoyo que recibió por parte de Caja Popular Mexicana para levantar su negocio.

“A Caja Popular Mexicana llegué un 4 de octubre del 2008 (...) En ese entonces utilicé mi primer préstamo para poderme surtir de mariscos, además de que compré los muebles necesarios para el restaurante”, detalló.

A partir de ahí, su relación con la socap ha sido constante, debido a la dinámica de su negocio y a la manera en que doña Pola obtiene los productos necesarios para su negocio: “Consigo los mariscos de la región, todo es fresco, se pesca aquí en Huatulco (...) A la semana vendo 200 kilos de pulpo, que para comprarlos requiero alrededor de 30,000 pesos, entonces debo tener el dinero para pagar”.

Doña Pola es uno de los 70,000 socios que Caja Popular atiende en la región de la costa de Oaxaca, que abarca 50 municipios, con 11 sucursales.

La actividad económica principal es el turismo, seguida de la pesca y la agricultura. En este contexto, la institución busca reforzar su trabajo en esta zona del estado, pues sabe que la necesidad de financiamiento formal es grande, debido a que la mayoría de los microempresarios carece de garantías para acceder a préstamos de otro tipo de instituciones, como los bancos.

Doña Pola comentó que estar en la cooperativa le da confianza y, a pesar de que se le han acercado promotores de otras instituciones, ella se dice fiel a la organización, ya que fue la primera en confiar en ella.

En la actualidad, Caja Popular Mexicana cuenta con más de 2.5 millones de socios en todo el país y activos por más de 55,000 millones de pesos.