Grupo Aeroméxico informó la noche de este miércoles que, en la audiencia inicial, el Tribunal de Quiebras de Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York aceptó todas sus peticiones del proceso voluntario que inició bajo el Capítulo 11, solicitado el 30 de junio.

“Estamos muy satisfechos de tan pronta resolución y aprobación del tribunal a estas primeras peticiones, que ayudan a garantizar la continuidad de las operaciones durante este proceso,” dijo su director general, Andrés Conesa.

Luego de analizar diversas propuestas de financiamiento, el grupo tomó la decisión de iniciar esta semana un proceso de reestructura en EU, siguiendo el paso de las icónicas aerolíneas latinoamericanas Avianca y LATAM, afectadas por la pandemia del Covid-19, aunque estas dos empresas siguen sin tener operaciones de pasajeros por decisión de los gobiernos de Colombia y Chile. En un comunicado, el directivo consideró que dieron un primer paso con éxito y seguirán enfocados en hacer todo lo posible por proteger el futuro de la compañía, ofreciendo experiencias de viaje seguras y memorables.

“Seguiremos incrementando el número de vuelos durante los siguientes meses, por ejemplo, este mes que inicia, estaremos operando más del doble de vuelos nacionales y cuatro veces el número de vuelos internacionales comparado con el mes anterior”.

De acuerdo con información del proceso, el caso de Grupo Aeroméxico fue asignado al juez Shelley C. Chapman, junto con la solicitud de ser administrado conjuntamente para fines procesales, es decir, a partir del ingreso de dicha orden, todos los escritos se archivarán en un mismo expediente.

Seguirán pagando

Con pasivos por cerca de 5,000 millones de dólares, poco más de 110,000 millones de pesos, el grupo buscó el mecanismo legal estadounidense para reorganizarse, evitar que sus acreedores tomaran alguna medida ante la falta de pagos y seguir operando con un modelo de negocio acorde a la nueva realidad de baja demanda de servicios aéreos.

Entre las peticiones que fueron aprobadas por el Tribunal, se detalló, se encuentran algunas que permitirán a Aeroméxico pagar el salario a sus colaboradores sin contratiempos y sus beneficios de manera habitual. También los boletos, reservaciones, vouchers electrónicos y Puntos Premier se mantendrán válidos y sin afectación. El pago por bienes y servicios a proveedores se realizará en tiempo y forma a partir 30 de junio de 2020, fecha en que se inició la solicitud del Capítulo 11.

Además, como se anunció previamente, la compañía sigue en conversaciones para obtener un nuevo financiamiento (conocido, por sus siglas en inglés, como DIP financing), como parte del proceso de reestructura. “Aeroméxico confía en que finalizará los compromisos formales para el financiamiento DIP ”.

[email protected]