El grupo español Acciona informó que en la construcción, electrificación y conservación del tramo 5 sur del Tren Maya (Playa del Carmen-Tulum), que le adjudicó el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) junto a Grupo México el viernes pasado, se van a generar más de 3,000 empleos directos e indirectos durante los 31 meses de trabajo.

El contrato por 17,815.6 millones de pesos también implica el mantenimiento y conservación de la infraestructura de 60.3 km en vía doble durante los 51 meses posteriores.

“El proyecto mejorará las infraestructuras y los servicios para los habitantes de la región y para los más de tres millones de turistas que visitan cada año la zona. Además, contribuirá a rehabilitar las Áreas Naturales Protegidas en la región de Quintana Roo, al reducir el volumen de emisiones contaminantes. Una vez construido, el tren eléctrico asumirá una parte importante del actual transporte de pasajeros y mercancías de la zona”, explicó la empresa en un comunicado.

El consorcio que ganó la licitación pública internacional, con la quinta oferta económica más baja de las nueve presentadas al fondo, está integrado por México Proyectos y Desarrollos y México Compañía Constructora (filiales del área de infraestructura de Grupo México, presidido por el empresario Germán Larrea) y la española Acciona Construcción y su subsidiaria Acciona Infraestructura México. Contrario a la comunicación que hizo su socio este lunes, Grupo México optó por guardar silencio desde que ganaron la penúltima gran licitación de obra pública del Tren Maya.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx