La Comisión Federal de Electricidad (CFE) informó la mañana de este martes que la presencia de una tormenta con vientos de hasta 150 kilómetros por hora causó la interrupción del suministro de energía eléctrica a 12% de sus usuarios en Nuevo Laredo, Tamaulipas, es decir, 157,228 conexiones a las cuales logró restaurar el servicio a 33,014 que representan el 21% de los afectados. 

Según la estatal eléctrica, para la atención de la emergencia se dispuso de 248 trabajadores electricistas, 75 vehículos y 43 grúas. Con ello, mantendrá las actividades de restablecimiento hasta alcanzar el 100% de los usuarios afectados, dada su posición legal de suministrador de servicios de último recurso en caso de emergencias.  

La tormenta causó que a las 22:42 horas del 17 de mayo se interrumpiera el suministro de energía a 157,228 usuarios, por daño en 11 líneas de trasmisión, colapsando 14 estructuras, 141 postes y 1 antena de comunicación. 

“La CFE está preparada para atender posibles afectaciones del suministro eléctrico, ya que cuenta con planes específicos para la atención de emergencias que establecen los mecanismos adecuados para la oportuna toma de decisiones, garantizando las mejores condiciones de seguridad para la población y sus trabajadores”, expuso la CFE

La empresa del Estado detalló que a través del Sistema Nacional de Protección Civil, se mantiene en estrecha coordinación con la Secretaría de la Defensa Nacional, la Secretaría de Marina, Comisión Nacional del Agua, Secretaría de Salud, gobiernos estatales y municipales, para la atención de esta contingencia. 

karol.garcia@eleconomista.mx