La empresa mexicana Terra competirá por el mercado estadounidense de generación de electricidad fotovoltaica distribuida, en techos solares para el segmento residencial, detallaron este martes directivos de la firma en conferencia de prensa virtual.    

La incursión de este negocio comenzará en Florida, donde en dos años esperan alcanzar una participación de doble dígito en el mercado residencial. Posteriormente, continuarán con su expansión en todas las entidades de la unión americana que permitan el mecanismo de net metering o canje neto de energía mediante medidores bidireccionales de usuarios conectados a la red.  

“Nuestra oferta de valor permite un servicio de energía solar de alta calidad, sin inversión y al precio más bajo, esto gracias a nuestro modelo de negocio de economía compartida” aseguró, Jaime Martínez Soto, CEO de Terra. 

La implementación de este modelo para facilitar el acceso a la energía solar, permite bajar los costos para los usuarios un 50% respecto a la energía eléctrica. Este modelo se enfoca en el beneficio y no en la propiedad, agiliza los procesos, reduce costos y en este caso, minimiza el impacto ambiental,  explicó, Martínez Soto. 

La energía solar por décadas significó una fuente amigable con el medio ambiente pero su uso implicaba un elevado coste inicial por el precio de los paneles solares y equipos, sin embargo, esta empresa mexicana revolucionó el acceso a través de la renta y no compra de los paneles solares, este modelo de negocio y estrategia es su oferta de valor. 

A cinco años de los inicios de Terra, cuenta con 50 megawatts de generación distribuidos en residencias, comercios e industrias en toda el país. Para esta firma, las modificaciones regulatorias que buscan reducir el uso de renovales para fortalecer las finanzas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) mediante la generación en sus plantas convencionales, no han afectado al segmento de generación distribuida.