Los sindicatos relacionados con la actividad turística han sido “muy sensibles” para enfrentar el mal momento que se vive por la crisis sanitaria y la relación con sus dirigentes es la adecuada, consideró el presidente del CNET, Braulio Arsuaga.

“El primero de abril mandamos una carta al gobierno junto con los sindicatos más grandes (CTM. CROC, ASA, ASPA) que causó mucho impacto. Solicitamos la exención de cuotas patronales del IMSS, deducibilidad y la activación de un seguro de fomento al empleo. El turismo es una actividad intensiva en capital humano y vamos juntos”, comentó. Sin embargo, no hubo respuesta.

En el caso de Hoteles City Express, su presidente, Luis Barrios, dijo que en el momento que 150 hoteles se quedan sin el 90% de sus ingresos se vieron obligados a platicar con los integrantes de sus sindicatos, quienes mostraron una actitud colaborativa que ayuda a pasar el mal momento y están buscando, en todo momento, soluciones para evitar pérdidas de empleos.

Al respecto, Gerardo Corona destacó que hay mucho valor en el personal de los grupos hoteleros, porque existe una permanente capacitación y son un activo fundamental que se debe cuidar, como se está tratando de hacer: “Estoy seguro que una vez que pase el trance actual, la relación empresa-empleado se verá fortalecida en beneficio de la hospitalidad”.

[email protected]