La adquisición de leche a los pequeños y medianos productores de todo el país se realizará con normalidad durante el periodo de asueto de Semana Santa, a pesar de la disminución en el consumo que históricamente se registra en México, adelantó Segalmex-Liconsa a los empresarios.

“Atendiendo a los objetivos del Programa de Precios de Garantía, en la temporada de Semana Santa no se afectará la adquisición de leche a pequeños y medianos productores”, sostuvo el organismo de la Seguridad Alimentaria Mexicana.

En años anteriores, los periodos en los que se suspende la venta de Leche del Programa de Abasto Social, como consecuencia de días inhábiles oficiales, feriados por vacaciones escolares o por afectaciones climatológicas, tienen impacto sobre la actividad comercial del producto en todo el país; pues, al contraerse el consumo de leche fresca, se reducen también las necesidades de captación.

En los mencionados periodos, incluso empresas como Lala, Alpura, Nestlé y Sello Rojo reducen sus niveles de compra a los productores; principalmente a aquellos que manejan grandes volúmenes de producción, quienes en ocasiones recurren a Liconsa para colocar su producto.

De ahí que Segalmex-Liconsa solicitó a sus gerencias estatales regular los volúmenes actuales de compra de leche a los grandes productores; toda vez que, de la semana del 5 al 11 de abril, la prioridad de las compras estará en los lecheros pequeños y medianos, preservando así los compromisos establecidos por el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

“El objetivo general del Programa de Precios de Garantía es incentivar el ingreso de los pequeños productores agropecuarios, para contribuir a mejorar su nivel de vida”, aseguró el organismo.

De la misma forma, se busca “aumentar la producción agropecuaria con el propósito de alentar la autosuficiencia alimentaria del país, reduciendo las importaciones a través del establecimiento de apoyos a la comercialización de granos básicos y leche”, apuntó.