El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos, calificó como “inaudito” y preocupante que el jefe del Ejecutivo, Andrés Manuel López Obrador contradiga a las autoridades hacendarias de hacer uso de la deuda, en caso del rebrote de la pandemia, “nadie quiere un gobierno con gasto deficitario (…) pero la austeridad gubernamental no puede traer la mortandad empresarial”, sentenció.

“Nos preocupa una postura de fundamentalismo económico, por parte del Presidente (AMLO). Esta posición es de ultra ortodoxa, de ultra derecha, en un presidente que se dice preocupado por el bienestar social por combatir los efectos de la pandemia”, reprochó el líder empresarial.

Luego de que diversos países europeos enfrentan rebrotes del virus por el Covid-19 y que se preparan con líneas de crédito para hacer frente a la situación económica, el dirigente de la Coparmex instó al gobierno mexicano a tomar medidas precautorias y anticiparse al rebrote.

“Nos parece inaudito el que un presidente que se confiesa con vocación social, prefiera mantener un especie de veneración bizantina para este tipo de cánones ultra ortodoxos, que recurrir a instrumentos racionales de política económica que tiene disponible un país”, acotó.

De Hoyos recomendó al Ejecutivo a realizar un benchmarking (comparativo) de las mejores prácticas mundiales para enfrentar la crisis sanitaria y económica.

“Los gobiernos de todo el mundo, de todos los tamaños e inspiraciones económicas han entendido los efectos sociales de la pandemia y han recurrido a ahorros internos hasta los empréstitos para poder paliar y combatir los efectos de la crisis económicas que se han derivado de esta situación”, refirió.