Qualcomm pronosticó ingresos del cuarto trimestre fiscal superiores a las expectativas de Wall Street gracias a las ventas de teléfonos 5G, incluidos los iPhones de Apple Inc, y una creciente cartera de otros chips.

La empresa con sede en San Diego, California, es el más grande proveedor de chips para teléfonos móviles en el mundo y líder en tecnología 5G, proporcionando chips de módem que ayudan a los iPhones a conectarse a redes de datos inalámbricas.

Las acciones de la firma subieron un 3.1% a 146.86 dólares en operaciones posteriores al cierre tras los anuncios, que podrían aliviar algunas preocupaciones entre los inversores sobre el impacto de una escasez global de chips en el mercado de teléfonos inteligentes.

El director ejecutivo de Qualcomm, Cristiano Amon, dijo a inversores durante una conferencia telefónica que los esfuerzos de la empresa para asegurar sus chips a múltiples socios de fabricación estaban avanzando, con el primer envío de volumen significativo en el tercer trimestre fiscal y más en los próximos meses.

"Todavía estamos en camino de mejorar significativamente el suministro para el final del año calendario", dijo Amon.

La empresa también se está beneficiando de la salida del mundo del mercado de teléfonos inteligentes de la china Huawei Technologies Co Ltd. Los modelos insignia de Huawei no usan chips Qualcomm, pero sus rivales, que ahora están ganando cuota de mercado, lo hacen en su mayoría.

Qualcomm también ha estado trabajando para impulsar las ventas de otros chips, como microprocesadores de radiofrecuencia cuyas ventas se han duplicado en el último año. Las ventas también han crecido para una variedad de chips para automóviles.

La compañía también dijo que espera ganancias ajustadas de 8.24 dólares por acción para su año fiscal 2021, casi el doble del año anterior.