La producción de petróleo crudo más condensados de Petróleos Mexicanos (Pemex) con socios durante el primer semestre del año se ubicó en 1.747 millones de barriles diarios, con un aumento de 1.2% en relación con la primera mitad del año pasado. Sin embargo, el volumen de crudo sin socios cayó en 8% en un año, ubicándose en 1.662 barriles por día, reportó la estatal este miércoles. Únicamente en junio la producción con socios ascendió a 1.768 millones de barriles diarios.

En comparación con el primer semestre del 2019, el volumen de producción de crudo y condensados con socios aumentó en 3.3%, mientras que el total de crudo sin socios aumentó también ligeramente en 0.4 por ciento.

La producción de petróleo crudo sin condensados de Pemex con los socios que tiene mediante cinco contratos que migraron del régimen anterior y los que fueron adjudicados en procesos de tipo farmout fue de 1.683 millones de barriles diarios, con una reducción de 0.4% en relación con la primera mitad del 2020, aunque fue mayor en 0.7% en comparación con el 2019. 

En tanto, el volumen de extracción de condensados que son líquidos contenidos en algunos yacimientos con un valor mayor dada su ligereza y uso petroquímico fue de 64,000 barriles diarios, con un incremento de 78% en comparación con el año pasado y de 221% en comparación con el 2019. Cabe recordar que Pemex reporta la extracción de estos productos a partir de esta administración. 

Por tipo de petróleo, el pesado registró una producción de 1.029 millones de barriles diarios en el primer semestre del 2021, lo que implicó una reducción de 3.6% en comparación con la primera mitad del 2020 y de 2.5% en comparación con el mismo lapso del 2019. 

El crudo ligero tuvo una extracción de 525,000 barriles por día, con un aumento de 14.3% en comparación con el primer semestre de 2020, y de 10.3% en relación con el mismo periodo del 2019. Finalmente el tipo de crudo súper ligero reportó una extracción de 128,000 barriles diarios, con una caída de 21% en un año y de 8.1% en contraste con el 2019. 

Por regiones, la producción de crudo en las áreas marinas fue de 1.373 millones de barriles por día, con una reducción anual de 0.8%; en la región terrestre Sur llegó a 237,000 barriles por día, con un aumento anual de 4.6%, y en los yacimientos terrestres del Norte fue de 73,000 barriles por día, con una reducción de 8% en comparación con el primer semestre del año pasado. 

Transformación industrial

Luego del mal año que tuvo la industria por la falta de movilidad del año pasado, la elaboración total de productos petrolíferos o combustibles en las refinerías de Pemex aumentó 13% en el primer semestre del año en comparación con el mismo periodo del año pasado, ubicándose en 802,183 barriles por día. 

Particularmente la producción de gasolinas, que representan casi un tercio de los combustibles que elabora la estatal, tuvo un aumento de 12.6% en un año, ubicándose en 222,467 barriles por día. 

Resalta que la producción de diésel bajó por segundo año consecutivo en el promedio de la primera mitad del año, ya que de enero a junio de 2021 se ubicó en 111,950 barriles por día, con una reducción de 8.2% en comparación con el mismo lapso del 2020. En 2020, la producción de diésel fue de 121,983 barriles por día, cayendo desde 130,383 barriles diarios en promedio durante el primer semestre del 2019. 

A la vez, la producción de combustóleo aumentó en 60% en un año, para ubicarse en 246,800 barriles diarios en el primer semestre del 2021.

karol.garcia@eleconomista.mx