Nuevo etiquetado en alimentos y bebidas no alcohólicas generará “una mayor ilegalidad” afectando a los consumidores y a las empresas, dijo Iñaki Landáburu, presidente de la Asociación Nacional de Abarroteros Mayoristas (ANAM). “El nuevo etiquetado, igual que los aumentos en impuestos, lo que hacen es crear una mayor ilegalidad en los productos”, aseveró.

Landáburu argumentó que el etiquetado aprobado es un retroceso porque elimina información relevante para todos los consumidores y contiene menos información disponible para comparar entre los distintos alimentos. Se limita a fijar un sello negro.

De acuerdo con la NOM 051, los productos con alto contenido de azucares y calorías, deberá portar un sello octagonal de color negro. La norma señala que son seis normas existentes: exceso calorías, azúcares, grasas saturadas, grasas trans, sodio y contenido de edulcorantes. Un solo producto puede contener hasta tres sellos.

Entre 80 y 85% de los productos existentes tendrían uno o más sellos, según explicó previamente Jaime Zabludovsky, presidente ejecutivo del Consejo Mexicano de la Industria del Consumo (ConMéxico).

El sector mayorista mexicano genera una aportación de 8.3% al Producto Interno Bruto nacional, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (Inegi).

Afectación a inventarios

El líder del gremio de empresarios mayoristas detalló que, además de lo anterior, también se han preocupado por los inventarios existentes de las empresas. “¿Cómo los vamos a desplazar? porque estamos seguros que los fabricantes no van a aceptar una devolución masiva. El mercado negro y el ilegal se va a fortalecer, va a ser buen negocio”, apuntó.

Estimó un lapso de dos años para poder sacar el inventario ya que, primero se necesita cambiar el etiquetado y después el consumo total de todo el inventario que está en el canal.

Sin detallar porcentaje de afectación, Landáburu dijo que se espera una caída en las ventas y reiteró que se debe considerar el surgimiento del mercado negro o el mercado ilegal mismos que se verán fortalecidos; aunque, advirtió, no afectarán al grado del cierre de tiendas.