El impacto negativo del Covid-19 en materia de generación de empleos fue mayor en las economías estatales más grandes del país.

De acuerdo con datos de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, en los primeros cinco meses del 2020, la entidad con la mayor pérdida de trabajadores asegurados en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) fue la Ciudad de México, con 197,321.

Esta cifra de casi 200,000 empleos perdidos representó 23.5% de la merma total nacional (838,272). La capital del país es la economía más grande al concentrar 16.4% del Producto Interno Bruto (PIB) mexicano.

De los 197,321 despedidos en la Ciudad de México, 82.5% (162,808) corresponden a los meses de abril y mayo.

Por tal motivo, esta semana inicia la transición capitalina hacia el semáforo naranja, con la finalización del programa temporal hoy no circula, la liberalización de todas las estaciones del Metro y Metrobús, así como la reapertura de la industria manufacturera (horario de los trabajadores de lunes a jueves, que sería el regreso de 340,000 empleados), el comercio menor de barrio y los servicios profesionales, científicos y técnicos asociados a la industria.

La segunda entidad con mayor pérdida de empleos formales en los primeros cinco meses de este año fue Quintana Roo, con 104,921, cifra de la cual, 62.9% corresponde a abril y mayo. Cabe recordar que la emergencia nacional sanitaria por coronavirus, que implicó el cierre de establecimientos no esenciales, el inicio de la jornada de sana distancia y el confinamiento social, comenzó el primero de abril.

Si bien Quintana Roo apenas aporta 1.6% del PIB nacional (economía número 20 del país), la entidad es el principal destino turístico de México, en cuanto a derrama económica y captación de viajeros.

La contingencia sanitaria golpeó en mayor medida a los estados que dependen del sector turístico, por ello, el gobierno local decidió reabrir hoteles y actividades relacionadas a 30% de su capacidad.

A la Ciudad de México y Quintana Roo, le siguieron en bajas de trabajadores asegurados en el IMSS Nuevo León (63,155 empleos perdidos en el periodo de referencia), Edomex (45,993) y Jalisco (42,375). Estas cinco entidades concentraron 54.1% de los puestos laborales en detrimento del país.

La excepción

Del lado positivo, resalta que la única entidad que generó empleos asegurados en el Seguro Social durante el periodo enero-mayo fue Baja California, con 4,421 nuevos empleos.

El estado fronterizo, único con todos sus municipios en el programa de zona libre –reducción del IVA a 8% y del ISR a 20%, aumento al doble del salario mínimo y homologación de los precios energético con Estados Unidos –, creó 16,423 trabajos formales en enero, 5,448 en febrero y 4,731 en marzo, meses que compensaron las pérdidas de 21,533 en abril y de 648 en mayo.

rodrigo.rosales@eleconomista.mx