La política pública del transporte aéreo en esta administración retoma la rectoría del Estado; incluye la reciprocidad en convenios bilaterales donde convenga la participación de más aerolíneas que ofrezcan tarifas asequibles a los usuarios y mayor competencia para ofrecer mayor calidad, consideró el subsecretario de Transporte, Carlos Morán Moguel.

“A pesar de que se hizo un esfuerzo por mejorar después de la caída en Categoría 2 hace 11 años, luego se dejó de invertir y se deterioró la rectoría del Estado, un abandono que provocó desactualización y personal insuficiente, lo que trajo como consecuencia una nueva degradación de México a la Categoría 2 de la FAA”, dijo en entrevista con Aviación 21.

De acuerdo con Morán Moguel, desde el inicio de la administración del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, se concentraron todos los esfuerzos de la dependencia para crear la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC), como un órgano con autonomía administrativa y las capacidades técnicas necesarias para dar orden al sector aéreo nacional.

En cuanto a la política aérea hacia el exterior Morán fue enfático: “debe haber equilibrio en la apertura, por lo que los cielos abiertos no son lo más adecuado. No queremos estar otorgando quintas libertades pues no es del todo cierto que convenga para atraer el turismo, si los mercados están siendo atendidos, incorporar quintas libertades no ayuda, más bien hay que analizar caso por caso las condiciones del otorgamiento de rutas y hacer una apertura meditada donde sea conveniente hacerlo”.

El subsecretario consideró que México ha mantenido un buen desarrollo nacional e internacional en su aviación civil, -incluso pese a la crisis que enfrenta por la pandemia de covid-19-, y una prioridad del gobierno para esta industria es que se cuente con la infraestructura adecuada, por ello “se tomó la decisión de avanzar con el Sistema Aeroportuario Mexicano”.

Explicó que la AFAC tiene muy claras sus prioridades, y que está trabajando intensamente en ordenar lo necesario. “Vamos a ordenar a la aviación general, vamos a hacer un trabajo de simplificación administrativa, sistematización de permisos, procedimientos. Hay un rezago muy importante también por parte de la autoridad, pero en el autotransporte federal ya avanzamos al uso de la licencia digital y así lo vamos a hacer en aviación, estamos en un proceso de cambio importante”, reveló.

Respecto a la recuperación de la Categoría 1, cuya ausencia mantiene castigado el crecimiento de operaciones aéreas entre México y Estados Unidos, el subsecretario señaló que el proceso va bien, y que de los 24 hallazgos pendientes en los que se debía tomar acción, algunos ya se concluyeron, mientras que otros están en proceso, según lo constataron los auditores de la Administración Federal de Aviación (FAA por sus siglas en inglés), que estuvieron en nuestro país hace dos semanas.

Adelantó que se tienen previstas algunas visitas por parte de inspectores estadounidenses para evaluar el avance de las correcciones, y entonces, se sabrá el nivel de satisfacción en el que se encuentran con las evidencias que les están mostrando, y se espera recuperar entonces la Categoría 1 “lo más pronto posible”.

Aunque todavía no se ha definido una fecha aproximada para que México recupere la categoría ante la autoridad estadounidense, recientemente Marcelo Ebrard, Secretario de Relaciones Exteriores, informó que esto sucedería en algún momento del primer semestre de 2022, asegurando que se trabaja en conjunto con los Estados Unidos para lograr este objetivo.

Recientemente estuvieron 4 inspectores con especialidad en operaciones, aeronavegabilidad, licencias y aspectos jurídicos, quienes revisaron en conjunto con las autoridades mexicanas los pendientes sobre los hallazgos de la auditoría.

Otra de las prioridades para el subsecretario de Transporte es que el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México evolucione y sea un aeropuerto de alta calidad en los servicios, para ello se creó el Centro colaborativo de toma de decisiones, un área donde están presentes las aerolíneas, los prestadores de servicios para las aerolíneas, Servicios a la Navegación Aérea y las autoridades del aeropuerto.

“Aquí hay manera de tener coordinación para que pueda haber una operación justo a tiempo. Hemos estado en la etapa de capacitación, pero ya estamos en el punto en donde podemos trabajar para obtener resultados significativos”, agregó.

Al 20 de septiembre de 2021, el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles tiene un 73% de avance, y desde principios del año pasado hay 9 inspectores de la AFAC que están de tiempo completo pre certificando muchas de las obras del nuevo aeropuerto para que se realicen con toda la normatividad aplicable y previo a las certificaciones requeridas de la OACI, finalizó el subsecretario Morán Moguel.