La Inversión Fija Bruta (IFB) registró en el primer semestre de este 2019 su peor inicio de sexenio desde el gobierno de Ernesto Zedillo. El indicador cayó 4.1% entre enero y junio, la caída más pronunciada para un comienzo de administración desde 1995, cuando cayó 37.2 por ciento.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, considerando únicamente junio, la inversión fija cayó 7.4% (cifras desestacionalizadas), su contracción más pronunciada desde noviembre del 2009, cuando cayó 9.5 por ciento. De esta forma, el indicador ligó su quinto mes en terreno negativo.

Por componentes, el gasto en maquinaria y equipo cayó 11% en junio, su contracción más pronunciada desde noviembre del 2009, cuando cayó 16 por ciento. La construcción aligeró su caída, pues registró una variación anual de -4.5% en el sexto mes, cuando en mayo la caída fue de 7.8 por ciento.

Respecto a la variación anual acumulada, la construcción cayó 2.7% en enero-junio, mientras que el gasto en maquinaria y equipo registró una contracción de 6 por ciento.

empresas@eleconomista.mx