La importación de 7,267 camiones usados a México del periodo enero a agosto del 2021 representa el nivel más alto de los últimos siete años, lo que contrasta con las cifras de ventas a de unidades nuevas a la baja, lo que afecta la recuperación de la industria automotriz de vehículos pesados, afirmó la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT). 

Miguel Elizalde, presidente de la ANPACT informó que las compras en el extranjero de transporte usado representan incremento de 21.8% durante los primeros ocho meses del año, con 7,267 unidades comparadas con las 5,967 importadas durante el mismo periodo del año pasado.

“La importación de vehículos chatarra afecta directamente la recuperación económica, la creación de empleos y a toda la cadena productiva de la industria automotriz de vehículos comerciales de carga y pasaje”, aseveró el dirigente empresarial.

En tanto del periodo enero-agosto del 2015 al mismo lapso del 2021, las importaciones de vehículos usados han repuntado 51%, de ingresar 4,807 unidades a 7,267 vehículos pesados.

De acuerdo con la ANPACT, por cada 100 vehículos pesados nuevos vendidos, se han importado 35 adicionales usados, “muchos de ellos chatarra, representan un retroceso en materia de seguridad, eficiencia y medio ambiente en perjuicio del bienestar de la población y de la reactivación económica. Estos vehículos usados afectan las condiciones en las que viajan miles de usuarios, así como los tiempos y costos de logística que se destinan a la movilización de mercancías”.

Elizalde instó a las autoridades, industria, transportistas y sociedad a trabajar para impulsar la renovación de la flota, ya que ésta que circula tiene una antigüedad promedio de 19 años.

Consideró urgente fomentar estímulos y financiamiento de unidades nuevas mediante programas y recursos de la banca de desarrollo, así como el establecimiento de instrumentos financieros con destino específico para la movilidad en el proyecto de Ley General de Movilidad y Seguridad Vial que se discute en el Senado de la República.

También, “es necesario destinar recursos en el Presupuesto de Egresos de la Federación para la renovación de flota, de otro modo se seguirá incrementando el número de unidades chatarra”, acotó.

Durante el mes de agosto, se importaron un total de 873 vehículos pesados usados, lo que comparado con los 856 importados el mes de agosto de 2020, representó un incremento de 2%. A diferencia de lo que ocurrió en meses anteriores, la importación se concentró en los vehículos de carga rubro que registró un crecimiento de 5.2% durante dicho mes.

rrg