Tras los cambios en el gabinete federal, el sector patronal del país advirtió que el sexenio no ha concluido, por lo que confía en la disposición del entrante secretario de Hacienda, José Antonio González Anaya  para que avance en la reforma fiscal que busque reducir el ISR a 26%, haya deducibilidad generalizada y se cree un consejo fiscal independiente.

Gustavo de Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) sostuvo que en este sexenio “si hay tiempo para avanzar en los temas de la agenda nacional, lo cual es una responsabilidad compartida de los Poderes Ejecutivo y Legislativo Federal. Esperamos la disposición del nuevo Secretario de Haciendo para ello”.

Por su parte, el líder de los industriales, Manuel Herrera, confió en que haya continuidad de González Anaya, con los trabajos conjuntos de la Concamin y Hacienda, principalmente al interior del Comité Nacional de Productividad, con el objetivo del consolidar la Política Industrial de Nueva Generación y sus cuatro ejes fundamentales: Competitividad y Productividad, Innovación, Encadenamiento Productivo y Generación de Talento.   

“Existen diversos retos que enfrentaremos de manera estrecha con el nuevo secretario de Hacienda, entre los cuales destacan la volatilidad de la moneda mexicana y el futuro de  nuestro mercado interno ante las renegociaciones del TLCAN, así como la intención de establecer políticas comerciales restrictivas por parte de nuestro país vecino del norte”, destacó el presidente de Concamin.

En su cuenta de twiter, el presidente del CCE, Juan Pablo Castañón, reconoció la labor de José Antonio Meade, al frente de la Secretaría de Hacienda y felicitó a José Antonio González como nuevo titular de las finanzas públicas del país.

“En el sector empresarial continuaremos en el diálogo constante con el gobierno federal para impulsar un manejo sano de las finanzas y consolidar la estabilidad macroeconómica”, resaltó Castañón.