Pese a que existe incertidumbre jurídica y amenazas por el cambio de reglas de operación de los negocios, como sucede en el sector energético que mantiene frenados los capitales, “México no ha perdido la confianza sobre su potencial a largo plazo” para las inversiones, afirmó el coordinador de la Confederación de la Industria Alemana (BDI), Joachim Elsaesser, quien confió en que “pronto”, nuestro país vuelva a encaminarse a la descarbonización, como sucedió en Estados Unidos, con el nuevo gobierno de Joe Biden.

“El enfoque de la sustentabilidad es, en ningún desarrollo económico que apuesta a los hidrocarburos va a ser sustentable a largo plazo. Es un mensaje firme y claro, no solamente de Alemania, de toda la Comunidad Europea y de gran parte del acuerdo de París; hace dos semanas en Alemania se anunció  la descarbonización de la economía y es tema número uno, es prioridad en la colaboración de la industria alemana”, explicó el líder empresarial de Alemania.

En conferencia de prensa conjunta con la Coparmex, Elsaesser sostuvo que tras la renuncia al acuerdo de colaboración al cambio climático entre Alemania y México durante el año pasado, causó “algunas irritaciones” entre los inversionistas, al ver frenados sus proyectos en el sector energético, luego de que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador realizara modificaciones y frenar las inversiones privadas. 

Sin embargo, “muchos actores en México han entendido el gran potencial que tiene el país, como ser un líder en energías renovables a nivel mundial, muchas empresas alemanas tienen esa mirada hacia México. A pesar de todo, México pronto va entrar a desarrollar este potencial que lo tiene. Y lo hemos visto en el cambio de gobierno de Estados Unidos, de (Donald) Trump a (Joe) Biden, donde la primera acción fue la política energética”.

Al respecto, José Medina Mora, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) comentó que las empresas mexicanas han optado por considerar la variable de largo plazo para apostarle a México y seguir invirtiendo nuestro país.

Y es que dijo: “Mientras no haya una decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) con respecto de las dos leyes que fueron aprobadas en el Congreso, pero que van en contra de la Constitución, observamos que hay inversiones listas para hacerse en nuestro país, (pero) se han detenido momentáneamente, esperando la resolución de las dos leyes: de la industria eléctrica y de hidrocarburos”.