La Autoridad Investigadora (AI) del Instituto Federal de Telecomunicaciones determinó que existen elementos preliminares para calificar a Megacable Holdings como una empresa con capacidad de establecer estrategias comerciales a su favor en las ciudades de Guadalajara, Puebla, León y otras ocho poblaciones de menor tamaño tras la compra de activos físicos y el traspaso de clientes residenciales de Axtel a su base de usuarios, resultado de una transacción entre esas empresas ocurrida en mayo de 2019.

La AI determinó que tras la concentración con Axtel, el operador Megacable amplió entre 21.05 y 24.70 puntos su distancia de Grupo Televisa, el siguiente competidor más cercano en el mercado de telecomunicaciones de todas esas ciudades, relegando además a Totalplay, Dish y el Sistema CV Siete a posiciones más lejanas. Esta determinación de la Autoridad Investigadora es parte de la investigación con expediente AI/DC-003-2019

Esa unidad autónoma del IFT analizó un total de 16 mercados relevantes, de los que definió que Megacable ocupa la primera posición del sector en 14 de ellos como operador de infraestructura y alcance de última milla, y que sólo en once tendría posibilidad de influir directamente en el negocio de telecomunicaciones, en nichos como single play, doble y triple play, lo que la industria conoce entonces como un agente económico con poder sustancial de mercado.

La participación promedio de Megacable en esos 16 mercados analizados se ubicó 50.88 por ciento. Sin embargo, en los once mercados en los que Megacable tendría poder sustancial, su participación de mercado medido por usuarios oscila entre el 47.25 y el 64.94% del negocio.

San Mateo Atenco y Zinacantepec, en el Estado de México; León, Guanajuato; Guadalajara, Tlaquepaque y Tonalá, en Jalisco; Cuautlancingo, Puebla y San Pedro Cholula, en Puebla, así como Corregidora y El Marqués, en Querétaro, son las plazas en las que Megacable se habría convertido en un agente con poder sustancial de mercado.

La Autoridad Investigadora resolvió que en Lerma, Metepec, Toluca y Querétaro no se hallaron indicios de un poder sustancial de Megacable.

Sin embargo, la AI estableció que en todos los 16 mercados analizados, tras la concentración Megacable-Axtel, existirían elevados costos de instalación y despliegue de infraestructura, y en compra de contenidos audiovisuales para una nueva compañía interesada en competir en aquellas plazas; esto indicaría entonces la existencia de “barreras de entrada” allí.

“Tomando en consideración la evolución de las participaciones de Megacable frente a sus competidores en los últimos años, se concluye que en once de los 16 mercados relevantes de la concentración con Axtel, Megacable no enfrenta presiones competitivas de sus rivales que permitan contrarrestarlo. En once mercados, Megacable ocupa la primera posición con participaciones, que oscilan entre 47.25% y 64.94% (…) La Autoridad Investigadora concluye que derivado de la concentración materia de la investigación, existen elementos para determinar la existencia de poder sustancial por parte de Megacable en once mercados relevantes”, informó la AI.

Megacable eleva niveles de concentración en TV de paga e Internet

En setiembre, este medio divulgó que la operación del 2 de mayo de 2019 entre Megacable y Axtel había derivado en elevados niveles de concentración en los negocios de televisión de paga e Internet en Guadalajara y León, según un primer análisis en competencia económica realizado por el regulador. 

La operación del 2 de mayo entre ambas compañías abarcó el traspaso de 1,370 kilómetros de redes de fibra óptica y 55,000 clientes residenciales y micronegocios de Axtel a Megacable en las plazas de la Ciudad de México, su zona conurbada y las ciudades de Guadalajara, León, Puebla, Toluca y Querétaro por 1,150 millones de pesos y fue aprobada por el Instituto Federal de Telecomunicaciones el 7 de agosto bajo el cobijo del artículo noveno transitorio de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión (LFTR) que trata sobre concentraciones.

En un primer análisis de competencia económica, el IFT estableció que en el segmento de los servicios de televisión y audio restringidos o STAR, Megacable alcanzó una concentración del 51.88% del negocio de TV de paga en Guadalajara y de 51.17% en León con este traspaso desde Axtel.

En Internet de banda ancha fija, Megacable llegó a 56.48% de ese negocio en el mercado de León, arriba del 34.67% que consiguen las empresas de América Móvil allí, y entre Puebla, Querétaro y Guadalajara su nivel de participación se ubicó entre 40.88 y 45.62% del segmento.

“Se identifican altos niveles de concentración en el servicio de televisión y audio restringido (…) Se observa que en las seis áreas geográficas analizadas los niveles en el Índice de Herfindahl-Hirschman después de la concentración son mayores a 2,800 puntos, niveles que se asocian a mercados altamente concentrados”, escribió el IFT en ese informe.