La inversión fija bruta en el país registró en agosto un crecimiento de 3% a tasa anual desestacionalizada, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Dicho resultado significa una desaceleración de 1.2 puntos porcentuales respecto al crecimiento de 4.2% que tuvo en julio, además de que se convierte en su segundo resultado más débil en lo que va del año, solo después del 1.5% que registró en febrero.

Por componentes, los gastos realizados en maquinaria y equipo crecieron 8.5%, una ligera desaceleración de 0.4 puntos porcentuales respecto al mes anterior.

En su interior, los gastos en maquinaria y equipo de origen nacional aceleraron su crecimiento pues crecieron 7%, contra el 6.8% que crecieron en julio. En cuanto a los de origen importado, crecieron 9.2%, mismo resultado que registraron en el mes anterior.

Respecto a la inversión en construcción, estos gastos se mantuvieron sin cambios y no presentaron un crecimiento respecto al mismo mes del año anterior. La construcción no residencial ligó su tercera caída consecutiva en agosto pues registró un decrecimiento de 3 por ciento. En cuanto a la construcción residencial su crecimiento fue de 4%, 0.6 puntos porcentuales menos que en julio.

Analistas coincidieron que el componente de maquinaria y equipo, principalmente el importado, es el que ha mantenido al indicador de inversión fija bruta ante la caída que ha presentado la construcción no residencial.

Por segundo mes consecutivo, el componente de maquinaria y equipo ha beneficiado la variable no obstante la depreciación de la divisa mexicana, que en lo que va del año no ha repercutido en la compra de maquinaria proveniente del exterior. Mientras que el desempeño de la construcción no residencial de este año señala riesgos a la baja para la actividad económica , opinó Mariana Paola Ramírez Montes, analista de Grupo Financiero Ve Por Más.

Por su parte, Alejandro Cervantes, analista de Banorte Ixe, consideró que el crecimiento de la inversión fija bruta durante agosto estuvo motivado en buena medida por el mayor dinamismo de la inversión en maquinaria y equipo importado, a pesar de la debilidad del peso mexicano.

Ello sugiere que las empresas mexicanas han decidido incrementar su gasto en inversión dada la perspectiva más positiva que persiste en torno al dinamismo económico de México , puntualizó Cervantes.

Para Mariana Ramírez, en los siguientes meses, se espera un comportamiento moderado para la inversión fija bruta. Esto debido al posible deterioro en construcción no residencial por la reducción del gasto público el próximo año .

[email protected]

mfh